eldiario.es

Menú

‘The Knick’, cirugía a vida o muerte

El director Steven Soderbergh da forma y contenido a la totalidad de esta joya seriéfila

Serie no apta para todos los estómagos ya que contiene escenas bastantes truculentas

- PUBLICIDAD -
foto: www.loslunesseriefilos.com

Foto: www.loslunesseriefilos.com

Tras anunciar hace unos años que iba a dejar la industria cinematográfica, el director estadounidense Steven Soderbergh entra por la puerta grande en el universo serial con ‘ The Knick’. El cineasta comenzó su andanza televisiva con el telefilme para la HBO ‘Behind The Candelabra’. En sus vitrinas guarda entre otros premios un Oscar a mejor director por ‘Traffic’ y una Palma de Oro por ‘Sexo, mentiras y cintas de vídeo’. Desde 1981, Soderbergh ha gozado de una carrera bastante prolífica aunque su cine ha pasado por bastantes baches, en mi opinión. Pero en este blog no toca ocuparse de su cinematografía sino de su primer proyecto seriado.

El canal Cinemax, familiar cercano de la HBO, es el contenedor idóneo para este drama médico de época creado por Jack Amiel y Michael Begler, aunque, la principal estrella será Soderbergh que pondrá su sello, bajo seudónimo, en fotografía, montaje y dirección.  Con ello demuestra una verdadera habilidad para introducir al espectador de una manera especial en los albores de la medicina moderna, en el New York de principios del siglo XX.

John W. Thackery (Clive Owen) es uno de los cirujanos más prestigiosos y adelantados de principios del siglo XX. Él es hermético, cínico, carismático y adicto a la cocaína. Un antihéroe de manual que bien nos puede recordar al Dr. House, aunque este -Thackery- sí que tiene un interés innato y cuidado por todos sus pacientes; además de tener vocación por la investigación de nuevos procesos médicos. El hospital Knickerbocker -existió en realidad- es su sala de experimentos, liderando un equipo que no dudará en saltarse los límites de la ética y moral en favor del avance científico. El drama médico será una excusa perfecta para presentar un fresco social de la época, donde existe una sociedad clasista y conservadora que se encuentra en medio de fervientes cambios.

Foto: www.wired.com

Foto: www.wired.com

La serie se presenta como un drama de época pero con tintes modernos gracias al excelente tratamiento fotográfico y sonoro. Soderbergh también logra dar un toque documental al relato con la utilización de la cámara en mano. La atmósfera es verdaderamente exquisita: aséptica y blanco nuclear dentro de las entrañas del hospital y más cruda y sucia en los exteriores; aunque, sin duda, lo más interesante será como juega con la paleta cromática para mostrar los diferentes estadios de los personajes, pero siempre dominando los tonos azulados. Así, consigue conjugar una estética cuidada y modernista.

Una de las mejores bandas sonoras de estos últimos años la tiene ‘The Knick’ junto con ‘Les Revenants’ y ‘The Letftovers’. El compositor es Cliff Martínez (‘Sexo, mentiras y cintas de vídeo’, ‘Drive’, ‘Only God Forgives’, ‘Contagio’ o ‘Traffic’), quien ha trabajado varias veces con el director estadounidense y hace un trabajo excelente en la serie. Electrónica y acrónica produce en el espectador una total sensación de extrañamiento. Cada nota musical aporta sustancia y significado a la trama. Un magnífico ejercicio sonoro.

La verdad es que ‘The Knick’ no es apta para todos los estómagos, ya que no duda en mostrar escenas bastantes truculentas de las diferentes operaciones realizadas en el Knickerbocker. Y no solo eso: no duda en bucear por los bajos fondos de la ciudad para escenificar tugurios, podredumbre, locales de apuestas clandestinas, manicomios, prostíbulos, fumaderos de opio, mafias, drogas, sangre, enfermedad o muerte. Haciendo un contrapunto con la vida de la clase alta de la época y escenificando un relato duro que huye de la corrección política.

Foto: www.themortonreport.com

Foto: www.themortonreport.com

La historia de ‘The Knick’ es la de la evolución de la medicina pero también de lo social, con influencias históricas -conflictos raciales, guerra de Filipinas-. El guion tiene dos vertientes: la interna -entrañas del Knickerbocker-, y una exterior -reflejo de la sociedad neoyorquina de la época-. Ambas se retroalimentan y consiguen completar un retrato del clima de la ciudad y del periodo: problemas raciales, el Dr. Algernon Edwards (Andre Holland) de gran reputación llega al hospital pero verá que su color de piel es un contratiempo; problemas sociales, con inmigración y pobreza dándose de la mano, además de la desigualdad entre sexos y las adicciones a las drogas; o problemas económicos, en una sociedad llena de corrupción y con gran brecha entre pobres y ricos. La religión también tiene un componente importante como antítesis de la ciencia.

El texto logra construir unos personajes con una evolución y drama interior muy interesantes. A la figura carismática y oscura de Thackery se unen: el Dr. Edward (Andre Holland), excelente cirujano que se topará con una sociedad eminentemente xenófoba;   Lucy Elkins (Eve Hewson), una enfermera que con el paso de los capítulos se convertirá en uno de los personajes más interesantes; Herman Barrow (Jeremy Bobb), gerente del hospital e imagen viva de la mala gestión de fondos y de la corrupción; Cornelia Robertson (Juliet Rylance), representa del consejo de administración además de ocuparse del bienestar social del Knick; Tom Cleary (Chris Sullivan), conductor de ambulancia que recibe un salario por cada paciente entregado; o la hermana Harriet (Cara Seymour), monja católica que dirige un orfanato y a la vez, en la clandestinidad, realiza abortos. A través de estos personajes y otros, ‘The Knick’ compone una galería muy representativa de la época.

‘The Knick’ es una serie visceral y cruda que muestra el lado más gore y sangriento de la medicina y de la sociedad de la época. Para pocos estómagos, es un producto audiovisual genial y recomendable. Un universo único en el que se mezclan prostitución, drogas, sangre, muerte y vida. Una joya seriéfila que se puede ver en España a través de Canal+ Series y Yomvi de la plataforma Movistar+.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha