eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Asturias aplica contramedidas a la política de Rajoy y garantiza la tarjeta sanitaria a los emigrantes

El ejecutivo asturiano responde al llamamiento de Pérez Rubalcaba y se compromete a dar cobertura sanitaria a los parados sin prestación por desempleo, que permanezcan más de tres meses fuera de España

El consejero de Sanidad afirma que las medidas del Gobierno del Partido Popular están fragmentando la sociedad "en distintos colectivos, con distintos derechos"

Acusa a los populares de dejar de considerar la sanidad como un derecho universal 

- PUBLICIDAD -
Asturias no aplicará el copago hospitalario y pide a Sanidad que lo retire

Asturias no aplicará la medida de retirar la tarjeta sanitaria a los emigrantes parados.

El Gobierno del Principado ha respondido a la petición del líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, de no aplicar la medida “torpe” e “inhumana” de quitar la asistencia sanitaria a los trabajadores que hayan agotado la prestación por desempleo y permanezcan más de noventa días fuera de España.

El ejecutivo asturiano ha reaccionado con contramedidas a la decisión del Ministerio Ana Mato, que entró en vigor el pasado 1 de enero, y se compromete a garantizar la tarjeta sanitaria a todos los desempleados asturianos que hayan perdido la prestación por desempleo y se vean obligados a buscar trabajo en otros países por un periodo superior a los tres meses.

El ejecutivo asturiano, a través de su consejero autonómico de Sanidad, Faustino Blanco, se compromete  a mantener la atención sanitaria a los emigrantes asturianos, “como ya se ha hecho con otros colectivos vulnerables a los que el Gobierno de Mariano Rajoy ha dejado sin cobertura, como es el caso de los inmigrantes en situación irregular”.

Los responsables autonómicos están estudiando una alternativa que palie la medida ministerial para seguir dando esta prestación, “porque para los ciudadanos asturianos, la sanidad es un derecho”, asegura Blanco. Para el Gobierno del Principado, detrás de las decisiones que está adoptando el equipo de Mariano Rajoy hay “una fragmentación de la sociedad en distintos colectivos, con distintos derechos”.

 El consejero de Sanidad alerta del cambio de modelo de servicio público que ha introducido el ejecutivo de Rajoy “al dejar de considerar la atención sanitaria como un derecho universal, de tal manera que grupos de ciudadanos, los más desfavorecidos, se les excluye. Esa pérdida de derechos nos puede retrotraer al modelo de beneficencia”.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha