eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

España muestra en Venecia su arquitectura tras el estallido de la burbuja

- PUBLICIDAD -
España muestra en Venecia su arquitectura tras el estallido de la burbuja

España muestra en Venecia su arquitectura tras el estallido de la burbuja

Las respuestas de varias decenas de arquitectos a los problemas causados por el estallido de la burbuja inmobiliaria son el núcleo de la propuesta que hoy presentó el pabellón de España en la Bienal de Venecia.

Con el título "Unfinished" y la dirección de los arquitectos Iñaqui Carnicero y Carlos Quintáns, presenta 67 propuestas y 7 series fotográficas que ilustran esas respuestas.

En las fotografías exhibidas en el interior de la instalación se muestran los efectos del "frenesí de la construcción y la relación que mantuvo con la crisis financiera".

"La situación heredada ha llevado a muchos estudios a reflexionar acerca del paso del tiempo en la arquitectura y a responder desde la serenidad y sensatez frente a los desmanes del pasado", aseguraron los organizadores.

La reasignación, adaptabilidad o reapropiación de estructuras son algunos de los conceptos que España propone en la Bienal, el evento de arquitectura más importante el mundo que hoy comenzó a desvelar sus propuestas antes de su apertura al público el próximo sábado.

En el acto de apertura del pabellón español intervino con unas palabras de bienvenida el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y vivienda, Mario Garcés, quien elogió la contribución de los arquitectos a la "marca España".

España acude a la XV Bienal de Arquitectura respondiendo al reto lanzado por su comisario y premio Pritzker 2016, el chileno Alejandro Aravena, quien quiere enseñar una arquitectura combativa y resolutiva que logró resolver los desafíos a los que se enfrenta el mundo actual.

El pabellón español intenta responder a lo que plantea el comisario Aravena, "un planteamiento de alguna forma de diagnóstico de problemas y la búsqueda de una solución a esos problemas", explicó Quintáns a Efe.

"Nosotros lo que hemos querido reflejar por un lado en ese diagnóstico (...) son unas imágenes de una realidad, la realidad que ha resultado de las épocas de bonanza económica y de crisis y por otro lado queremos dejar constancia de que tenemos herramientas como arquitectos españoles (...) para poder poner remedio y poder dar solución", añadió.

Entre los proyectos exhibidos están la restauración de la antigua iglesia de Corbera d'Ebre (Tarragona) o del convento de Santa María de los Reyes (Sevilla), como propuestas que aparecen bajo el título de "consolidar" estructuras existentes.

También participan en el pabellón el proyecto de la factoría cultura de Matadero Madrid, el nuevo acceso al centro histórico de Gironella (Barcelona) o la adecuación del entorno del templo romano de Diana en Mérida (Badajoz).

El comisario Carnicero, por su parte, valoró a Efe que lo expuesto en el pabellón español demuestra que a través de los 55 estudios que se exponen, hay "soluciones tremendamente interesantes".

Esas propuestas "surgen como resultado de un condicionante de un límite económico en los presupuestos que se han manejado, es decir, que si antes teníamos una cantidad equis para construir edificios nuevos (...), ahora nos damos cuenta de que las arquitecturas que más nos interesan tienen que ver con intervenciones que vienen a completar muchas veces construcciones que ya existen".

Y en esas construcciones, agregó el comisario, "realmente hace falta hacer mucho menos de lo que en un principio podríamos imaginar".

Según Quintáns, la arquitectura española tiene que ser consciente de sus "posibilidades", "tener muy claro cuál es la medida de aquello que podemos llegar a realizar. Ser muy conscientes de que tenemos un patrimonio construido, en muchas ocasiones mal construido y hay que darle uso".

"Lo que creemos es que de alguna forma no debe quedar sin aprovechar ninguna de las situaciones posibles, es decir, no solo en muchas ocasiones es una capacidad de poder llegar a finalizar, a concluir aquello que está iniciado sino que también hay que darle contenido".

El comisario Quintáns estimó que las propuestas del pabellón de la Bienal van en la dirección de que "todo aquello que se haya desarrollado y que se pueda desarrollar tiene que estar realmente con un uso muy denso (dedicado a un uso concreto)".

Y en esta situación post-crisis agregó que la arquitectura española "debe sentirse cómoda porque son los mecanismos que nosotros tenemos para trabajar, para trabajar fundamentalmente con la materia, con aquello que nuestra enseñanza nos ha permitido entender con mucha más claridad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha