eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

"Lazkano", una monografía del pintor guiada por su elementos recurrentes

- PUBLICIDAD -
"Lazkano", una monografía del pintor guiada por su elementos recurrentes

"Lazkano", una monografía del pintor guiada por su elementos recurrentes

La naturaleza, el tiempo, la luz y la arquitectura son los elementos recurrentes en la trayectoria del pintor vasco Jesús Mari Lazkano. Ahora constituyen el hilo conductor de una monografía en la que el artista acompaña las imágenes de sus obras con textos en los que reflexiona sobre el proceso creativo.

El libro, que ha publicado la editorial Nerea, ha sido patrocinado por Iberdrola y San Sebastián 2016 como parte de la aportación de la empresa eléctrica al proyecto de la Capital Europea de la Cultura.

"Lazkano" es el título de este volumen de 336 páginas, que contiene 177 ilustraciones y que ha sido presentado hoy en el Museo San Telmo de San Sebastián.

Cuenta además con introducciones del escritor Kirmen Uribe, del crítico de arte estadounidense Edward J. Sullivan y del director del Museo del Prado, Miguel Zugaza.

Lazkano (Bergara-Gipuzkoa, 1960), uno de los creadores vascos realistas de mayor proyección internacional, ha dicho que la pintura es para él "más una construcción intelectual" que lo que finalmente queda plasmado en el cuadro, en el que "se esconden reflexiones, estados de ánimo, una serie de acontecimientos, todo un proceso, una historia y muchas preguntas añadidas".

"De ahí la necesidad no solo de escribir y dejar constancia de lo que ocurre en la cabeza del pintor, sino también de publicarlo. Una necesidad organizada y pedagógica de contar el propio caos en el que los artistas vivimos y creamos", ha explicado.

Lazkano, profesor de la Facultad de Bellas Artes de la UPV-EHU, que vive entre Bilbao y Nueva York, ha explicado que esta monografía no plantea una lectura cronológica, sino que analiza en cuatro apartados sus principales temas, la naturaleza, el tiempo, la luz y la arquitectura, que son el objeto de sus paisajes y de sus edificios y espacios urbanos.

Ahora, ha bromeado, está "a la espera de una epifanía" para seguir creando, para "ir más allá" y acercarse lugares en los que no ha estado nunca para "ver qué ocurre", porque su "pulso natural" le lleva a buscar "extremos", más ahora que está atrapado por la "idea de los límites" tras sus últimos trabajos de montes helados y aguas que caen a profundidades desconocidas.

Ha explicado que su próximo proyecto está en el Ártico, como parte de una expedición impulsada por una fundación neoyorquina, que reunirá en un velero de tres palos este verano a científicos, filósofos y artistas para recorrer el polo norte durante un mes.

De esa experiencia, de sus anotaciones, de las pequeñas acuarelas que pinte, y de la discusión con sus compañeros de viaje, surgirá una nueva obra. "No tengo idea qué, pero algo saldrá", ha afirmado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha