eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Paul Auster dice que le enferma ver cómo Trump alienta la división racial

- PUBLICIDAD -
Paul Auster dice que le enferma ver cómo Trump alienta la división racial

Paul Auster dice que le enferma ver cómo Trump alienta la división racial

A Paul Auster le "enferma" ver cómo la Administración norteamericana "alienta la división racial" al hablar "directamente" a una parte de la población muy extrema y con un presidente, Donald Trump, al que considera un "maníaco psicópata", una situación que le hace sentirse "miserable y frustrado".

Así de directo se ha mostrado Paul Auster en Madrid, donde ha presentado su novela última novela, "4 3 2 1", editada en España y Latinoamérica por Seix Barral, una historia de "desarrollo humano" en la que explora el poder del destino a través de Archie Ferguson, con el que el autor comparte el haber nacido en 1947 en Nueva Jersey, y ante el que se abrirán cuatro posibles vidas.

La novela transcurre desde los años 50 a principios de los 70 del siglo XX con temas como las revueltas por los derechos civiles y el racismo como trasfondo, un asunto que ha vuelto a saltar a la actualidad con los sucesos racistas de Charlottesville y que Auster considera "muy preocupante", según ha señalado hoy en una entrevista con Efe.

"Históricamente, Estados Unidos no ha afrontado la cuestión de la esclavitud", ha explicado el autor, Premio Príncipe Asturias de las Letras, que pone como ejemplo el hecho de que en su país no exista un museo sobre la esclavitud.

Para Auster, la bandera confederada que se ha visto de nuevo a raíz de los disturbios de Charlottesville "es igual que la esvástica", pero la gente en Estados Unidos no lo comprende y hasta que no se asuma la sociedad no mejorará: "Seguiremos estancados en el pasado".

"La nueva Administración está alentando la división racial. Está aprobando una especie de fanatismo racial y está hablando directamente con una parte de Estados Unidos muy extrema, que es muy peligrosa. Nunca he visto nada parecido", ha advertido el escritor.

Pero Auster no culpa a Donald Trump "de ser el maniaco psicópata que es", ha indicado en una rueda de prensa, en la que ha confesado que reza para que no tenga un segundo mandato: la perspectiva de ocho años le hacen preguntarse si el mundo seguiría.

También ha confiado en que ni Trump ni el líder norcoreano, Kim Jong-il, "esos dos hombres con corte de pelo extraño", logren "hacer sus locuras" y ha asegurado que al presidente norteamericano "no le gusta el olor de los libros, no le gusta sujetarlos", y solo lee los textos que le pasa su personal y que tienen menos de una página.

España es el sexto país en el que Paul Auster ha recalado en la gira que realiza por Europa para presentar su novela, de más de 900 páginas, con un acto en el que ha recordado al poeta estadounidense John Ashbery, cuyo fallecimiento ayer a los 90 años, ha indicado, ha convertido la jornada de hoy en un día "muy triste".

Escribir "4 3 2 1", ha indicado el autor, le dejó agotado, pero ya ha empezado su nuevo libro, de no ficción esta vez, aunque señala que después volverá a la novela: "Estoy escuchando el nuevo libro en mi cabeza y no tiene nada que ver con éste".

El escritor ha insistido en que él no es un filósofo ni hace interpretaciones místicas o teológicas sino que cuenta historias en las que intenta que se represente el mundo como él lo entiende, y en "4 3 2 1" habla de "lo inesperado, que es parte de la vida".

Ha recalcado también que el protagonista con cuatro posibles vidas no es él y que, al contrario que en otras de sus novelas, la idea de la estructura le asaltó, mientras desayunaba un día en casa, aunque ha asegurado que el libro "no tenía un plan maestro".

"Lo escribí casi a ciegas, con una sensación de danza, de estar bailando con frases que me empujaban hacia las siguientes".

Aunque Auster no sea Archie Ferguson en alguna de sus cuatro vidas, comparte con él algunas de sus vivencias, como uno de los momentos en los que cambió su vida, al ser testigo cuando tenía 14 años de cómo un rayo mataba a un compañero de campamento: "Me di cuenta de que a cualquiera le puede pasar cualquier cosa en cualquier momento", ha indicado.

El personaje y el autor también comparten la primera vez que lloraron con un libro, "La Odisea".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha