eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Quedan sin adjudicar piezas claves de importante colección de esmeraldas

- PUBLICIDAD -
Quedan sin adjudicar piezas claves de importante colección de esmeraldas

Quedan sin adjudicar piezas claves de importante colección de esmeraldas

Las principales piezas de una colección de joyas y esmeraldas puestas a subasta hoy en Nueva York quedaron sin adjudicar, incluidas algunos lotes procedentes del galeón español "Nuestra Señora de Atocha", hundido en 1622.

La casa Guernsey's ofreció hoy la Colección de Manuel Marcial de Gomar, fundador de la firma Emeralds International y que fue reuniendo en casi seis décadas de actividad profesional.

Quedó sin adjudicar, por ejemplo, la pieza con el precio estimado más alto, "Corona de Muzo", una esmeralda pulida de 24,34 quilates montada en un collar de oro con piedras preciosas. Es la mayor esmeralda pulida de los tesoros recuperados del "Atocha".

Tenía un precio de salida de 750.000 dólares y un valor estimado de entre 5 y 6 millones de dólares, pero la subasta fue declarada desierta.

Tampoco fue adjudicada la esmeralda sin pulir "La Gloria", de 887 quilates, con un precio de salida de 700.000 dólares y un valor estimado de entre 3 y 5 millones de dólares, considerada como la "reina de las gemas" y procedente de la mina colombiana de Muzo.

No fue adjudicado tampoco un juego de nueve esmeraldas, con un peso total de 91,69 quilates, también procedentes del "Atocha", con un valor estimado de entre 3 y 4 millones de dólares y un precio de salida de 500.000 dólares.

El lote de mayor valor adjudicado, por 50.000 dólares, fue una tiara de esmeraldas y diamantes, con gemas procedentes también de Muzo, montadas en oro blanco. El precio de salida era de 24.000 dólares.

En total, la Colección de Marcial de Gomar, presentada a subasta por primera vez, estaba formada por 20 esmeraldas sueltas y 13 piezas de joyas con esmeraldas.

El "Nuestra Señora de Atocha" se hundió en las costas de Florida a causa de un huracán y fue encontrado en 1985 después de más de 150 años de búsqueda.

Todas estas esmeraldas fueron coleccionadas por Manuel Marcial de Gomar, un estadounidense de ascendencia española, que pasó 62 años de su vida buscando las piedras preciosas tanto en EE.UU. como en el Guavio, Gachalá, Somonfoco, Boyacá y Muzo, regiones colombianas conocidas por la calidad de este mineral.

Primero como intérprete de una compañía minera y luego como minero independiente, Marcial de Gomar se adentró durante décadas en la densa selva colombiana a lomos de su caballo para encontrar algunas de las esmeraldas más singulares del mundo.

Por ello, está considerado como uno de los mayores expertos en esta piedra preciosa, y actualmente es uno de los autores y consultores más prestigiosos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha