eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

E. Rutherfurd: Los que cuentan historias son más peligrosos que los políticos

- PUBLICIDAD -
E. Rutherfurd: Los que cuentan historias son más peligrosos que los políticos

E. Rutherfurd: Los que cuentan historias son más peligrosos que los políticos

El escritor Edward Rutherfurd, autor de novelas de gran éxito como 'Sarum' o 'Rebeldes de Irlanda', ha afirmado que la novela histórica puede convertirse en propaganda si ésta no se ajusta al rigor de los hechos, hasta el punto de que: "los que cuentan historias son incluso más peligrosos que los políticos".

Edward Rutherfurd, seudónimo con el que el escritor inglés Francis Edward Wintle ha publicado su obra, ha recogido hoy el Premio del Honor del Premio Internacional de Novela Histórica "Ciudad de Zaragoza", que cumple su undécima edición, en una gala literaria que se ha celebrado en el Consistorio zaragozano, la última que ha presidido Juan Alberto Belloch como alcalde.

Antes de esta cita, el escritor ha comparecido en rueda de prensa, junto a la novelista y dramaturga Vanessa Montfort, galardonada con el XI Premio Internacional de Novela Histórica "Ciudad de Zaragoza" por la "sobresaliente calidad" de su obra "La leyenda de la isla sin voz", publicada por la editorial Plaza Janés.

Rutherfurd, considerado uno de los maestros de la novela histórica, capaz de entremezclar personajes ficticios y reales, ha reconocido que tiene la "necesidad ética" de plasmar la "Historia" detrás de sus historias, porque considera que la sociedad, también los políticos, deberían conocer los hechos del pasado.

"Estoy pensando en mandar una copia de mis libros a cada uno de los políticos de este mundo", ha manifestado.

Rutherfurd escoge libremente el argumento, pero, al mismo tiempo, intenta respetar la historia en cada una de sus narraciones, el entorno, los acontecimientos de esa época, porque, aunque "la verdad histórica solo se encuentra en la mente de Dios", se puede asumir "cierta responsabilidad" a la hora de contarla, ha precisado.

Sin embargo, este rigor no siempre se encuentra en la novela histórica y esto tiene una repercusión en los lectores, que asumen que el autor está bien documentado y dan por verdaderos los hechos narrados en esas páginas.

"Si cierta nación, raza o religión se describe como malévola, ésta será la impresión que calará en nuestro subconsciente, sin darnos cuenta de ello", ha afirmado Rutherfurd, quien ha reconocido que él, desde la humildad, está siempre alerta para detectar la "mala información".

Si esto ocurre en un texto, las novelas históricas se convierten en "propaganda" y, por ello, a su juicio, algunos escritores "deberían estar en la cárcel".

La obra de Rutherfurd ha sido traducida a más de veinte idiomas y ofrece una visión de las ciudades más atractivas del mundo, como en su trilogía 'Londres', 'Nueva York' y 'París', a través de sagas familiares a lo largo de distintas generaciones.

Por ahora, ha reconocido que no ha pensado escribir una novela histórica ambientada en una ciudad española, aunque ha admitido que hay quien le presiona para que lo haga.

En concreto, su hijo, que vive temporalmente en Barcelona, y su hija, que estudia en Madrid.

Por su parte, Vanessa Montfort (Barcelona, 1975), premiada por su libro "La leyenda de la isla sin voz", en la que recrea la Nueva York del siglo XIX, de la mano del personaje de Charles Dickens, ha afirmado que, incluso en la novela histórica, el autor acaba plasmando sus "sentimientos y frustraciones".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha