eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Veronese lleva al Lliure la fuerza emocional de "Sonata de Otoño", de Bergman

- PUBLICIDAD -
Veronese lleva al Lliure la fuerza emocional de "Sonata de Otoño", de Bergman

Veronese lleva al Lliure la fuerza emocional de "Sonata de Otoño", de Bergman

La fuerza emocional del filme de Bergman "Sonata de Otoño" llega mañana al escenario de Teatre Lliure de la mano del director argentino Daniel Veronese, que ha buscado "la esencia" de esta historia sobre "la relación madre-hija, una de las más difíciles que existen", según la actriz Cristina Banegas.

Banegas interpreta a la madre en esta puesta en escena "despojada, que carga el peso en la actuación" y enfatiza "la humanidad" de los personajes.

"Sonata de Otoño", que se estrenó en 1978 protagonizada por Ingrid Bergman y Liv Ullmann, narra la historia de una pianista famosa que decide pasar una temporada en casa de su hija, a la que no ve desde hace siete años.

"Uno de los grandes temas de la obra es la incapacidad de amar de esta madre, que no ha sabido atravesar su narcisismo y se ha dedicado a su carrera", según Banegas.

"Otro tema que aborda es la potencia del arte. Dedicarte al arte te da la posibilidad de despegar de lo cotidiano y después no es fácil volver y abandonar esa realidad construida a la medida de uno mismo", ha añadido María Onetto, que interpreta a Eva, la hija de la pianista.

Madre e hija son "dos fuerzas en pugna que explotan", según Onetto, que ha definido a su personaje como "una mujer que se ha quedado anclada en un lugar infantil y ha acumulado mucho resentimiento".

Estas dos fuerzas de la naturaleza están acompañadas sobre el escenario por Natacha Cordova y Luis Ziembrowski, que dan vida, respectivamente, a la hermana discapacitada y al marido de Eva.

El montaje teatral, que Veronese estrenó en Buenos Aires y ahora llega a Barcelona, se mantiene fiel a la historia original de Ingmar Bergman, pero "cambia el eje narrativo, que en la película era la madre y ahora es la hija", según Banegas.

"Como es lógico, la obra de teatro no cuenta con los primeros planos y los 'flash-back' que permite el cine, así que utiliza otros recursos", ha añadido Onetto.

En su opinión, "la adaptación está muy lograda" y tiene "una vitalidad y una frescura" admirables.

"Es impactante cómo un hombre como Bergman define el mundo femenino", ha añadido Onetto, gran admiradora del autor sueco, que espera que esta obra pueda servir para que "nuevas generaciones que no han visto la película o conocen poco a Bergman se interesen por su obra".

Onetto ha visto la película "varias veces", pero no ha tenido la tentación de emular a Liv Ullmann pues, en su opinión, no se trata de la mejor interpretación de la actriz noruega.

Banegas, por su parte, ha expresado su admiración por la representación de la madre que hizo Ingrid Bergman en el cine, pero ha aclarado que su trabajo es "diferente" porque ella no es buena imitadora.

La obra llega a Barcelona tras permanecer ocho meses en Buenos Aires y realizar una pequeña gira por España, que les ha llevado a Vitoria, Santurce y Sevilla.

"Tenemos la suerte de haber interpretado muchas veces la obra y el montaje ha ido creciendo a lo largo de estos meses", ha señalado Banegas.

"Es una obra en la que hay que poner toda la carne en el asador -según Benegas- y, si lo haces, el público vive una experiencia emocional, porque es una historia en la que es fácil que los espectadores vean resonancias propias. Todos tenemos hijos o madres, o sentimos que alguna vez no hemos amado como deberíamos haberlo hecho, o no nos han amado como nos merecíamos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha