eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Las arañas de Bourgeois toman vida en su biografía ilustrada, "Nana de lana"

- PUBLICIDAD -
Las arañas de Bourgeois toman vida en su biografía ilustrada, "Nana de lana"

Las arañas de Bourgeois toman vida en su biografía ilustrada, "Nana de lana"

La escritora Amy Novesky y la ilustradora Isabelle Arsenault han tejido con palabras e ilustraciones la vida de la artista Louise Joséphine Bourgeois, conocida mundialmente por sus grandes esculturas de arañas, en el libro "Nana de tela", que hoy sale a la venta.

A través de grandes ilustraciones de vivos colores y rostros llenos de ilusión, tristeza, alegría y desesperación, este libro publicado por Pequeña Impedimenta, de la editorial Impedimenta, desgrana la vida de esta artista francesa nacionalizada estadounidense que se crió rodeada de dañados tapices, que ella misma, junto a su madre, se encargaba de restaurar.

Así comienza la historia de esta escultora (París, 1911- Nueva York, 2010) conocida por sus grandes esculturas de arañas, unas obras inspiradas en la figura de su madre, una mujer que, en palabras de Bourgeois, era "prudente, paciente, conciliadora, perspicaz, indispensable... y tan eficaz como una araña".

Así, en "Nana de tela" Novesky y Arsenault van tejiendo la biografía de la artista de manera poética aunque centrándose en la relación que madre e hija tenían, ya que de ella aprendió a apreciar la forma y el color, así como fue fuente de inspiración de sus posteriores esculturas.

Una de ellas, precisamente la gran araña llamada "Maman" (Mamá), es la que vigila y protege desde 2001 al Museo Guggenheim de Bilbao, una obra que, al igual que el resto, le sirvió para volcar sus ansiedades, sus inseguridades y sus miedos.

"Nana de tela", protagonizada por rojos y azules que dan paso a amarillos o negros, colores todos ellos como los tapices que restauraba de pequeña, recupera la memoria de esta artista para la que la magia de su infancia "no se perdió nunca", tal y como recordaba en sus entrevistas.

La vida artística de Bourgeois dio el salto a la fama seis años después de que en 1943 expusiera su primer tapiz, con sus primeras esculturas.

A sus setenta y un años, el Moma de Nueva York celebró una exposición sobre su obra, lo que le aseguró un lugar en el olimpo del arte contemporáneo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha