eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La colección de tapices de Rafael vetados por Miguel Ángel lucirá al completo

- PUBLICIDAD -
La colección de tapices de Rafael vetados por Miguel Ángel lucirá al completo

La colección de tapices de Rafael vetados por Miguel Ángel lucirá al completo

La colección de tapices dedicada a los Apóstoles que el Papa León X encargó a Rafael para decorar la Capilla Sixtina del Vaticano, que finalmente fue vetada por su rival, Miguel Ángel, se expondrá por primera vez al completo en Zaragoza una vez finalice un proceso de restauración ya en marcha.

Será el Museo Alma Mater, antiguo museo Diocesano ubicado en el Palacio de los Reyes de Aragón (s.XII), en el casco histórico de Zaragoza, el que muestre estas obras en sus salas, que se rediseñarán de acuerdo con un nuevo proyecto expositivo, explica en una entrevista con Efe el director del Museo, Domingo Buesa.

Se trata de una importante colección de ocho tapices flamencos sobre los "Hechos de los Apóstoles", dedicada principalmente a San Pedro y San Pablo.

En realidad, la colección la componían diez obras, si bien dos de ellas se dan por perdidas, apunta Buesa, quien explica que los cartones para estos tapices los pintó Rafael entre los años 1515 y 1519 para engalanar la Capilla Sixtina, lo que finalmente no ocurrió puesto que el artista Miguel Ángel, que había regalado su obra al Papado, los rechazó.

Cuatro de estos tapices se exhiben de facto en la colección permanente del Museo Alma Mater de Zaragoza, mientras que otros cuatro, que hasta ahora no habían sido exhibidos en exposición alguna, están almacenados en la Sacristía de la Iglesia de San Pablo a la espera de ser restaurados.

La idea es que en 2017 ya se puedan ver en el museo alguno de estos tapices, explica Buesa, quien advierte de que el trabajo será "lento. Hay que hacerlo sin atropellar".

No aventura fecha alguna, ya que las obras son de "envergadura y hay que tratarlas con mucho mimo". Para hacerse una idea, restaurar un único tapiz "puede llevar alrededor de medio año".

Y si la autoría de Rafael está más que contrastada, existen dudas razonables sobre quién fue el que tejió los tapices y, para ello, existen dos versiones: que fueron confeccionados por Peter van Aelst, uno de los tejedores más importantes de la Bruselas del siglo XV, o que fueron los famosos tapiceros de Bruselas Cornelio y Henri Mattens a principios del siglo XVII.

Pero fuere quien fuere, lo cierto es que estas obras "llevan su marca de Bruselas bordada en la parte inferior" y su importancia radica no solo en que fueron creados por Rafael, sino que introdujeron en el mundo flamenco la estética del renacimiento.

A Zaragoza llegaron los primeros tapices de la mano del Duque de Villahermosa, que se los había regalado el Papado, y el resto se los legó en testamento al Arzobispado de Zaragoza en 1725 por el conde de Peralada.

De estos tapices flamencos, según Buesa, se hicieron tres copias, una de las cuales está en Zaragoza, otra se perdió y la tercera acabó en manos de Enrique VIII de Inglaterra, pertenece a la Corona de Inglaterra y se custodia, junto con los cartones originales de Rafael, en el Museo de Victoria y Alberto de Londres.

Estos tapices de Zaragoza se exponen por primera vez al público y estos cuatro, que están almacenados, no han visto la luz desde los años 60 cuando dejaron de utilizarse para decorar el pasillo del Monumento del Jueves Santo de la Parroquia de San Pablo en Zaragoza.

El museo Alma Mater está ubicado a escasos metros del Museo de Tapices de La Seo, que expone la extraordinaria colección del Cabildo Metropolitano, una de las mejores del mundo junto a las del Patrimonio Nacional de España y la de la corona real británica.

El museo también está muy cerca de la Basílica del Pilar, uno de los principales templos barrocos de España.

El pasado 29 de junio abrió sus puertas por primera vez en Zaragoza el Museo Alma Mater, que cogió el relevo del antiguo Museo Diocesano y que ha supuesto una nueva forma de dar a conocer el legado histórico, artístico y cultural que desde hace 2000 años han ido albergando los muros del edifico sobre el que se asienta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha