eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La obra de un grafitero decimonónico en la fachada de Universidad Salamanca

- PUBLICIDAD -
La obra de un grafitero decimonónico en la fachada de Universidad Salamanca

La obra de un grafitero decimonónico en la fachada de Universidad Salamanca

Las obras realizadas desde agosto en la fachada plateresca de la Universidad de Salamanca (USAL) han desvelado la autoría del grafiti decimonónico que hay grabado en su piedra, que corresponde a un alumno de Arquitectura de Madrid que estaba de excursión y que dejó la inscripción de "Espedicion de 1853".

Esas actuación en la fachada de la Universidad de Salamanca, que concluirá esta semana, ha permitido ahondar en la investigación y en el conocimiento de la misma por parte de expertos en la materia y desvelar detalles del proceso constructivo, según han explicado hoy fuentes de la USAL y de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico.

El autor de tan singular grafiti es Nicomedes de Mendívil, uno de los alumnos de tercer curso de la Escuela de Arquitectura de Madrid que en mayo de 1853 subió a la fachada, como parte de una excursión organizada por el arquitecto Francisco Jareño a la ciudad.

El desmontaje de la cubierta, durante la restauración, ha permitido localizar en un sillar del contrafuerte meridional otro grabado, "N. Mendívil 1853", que ha servido al equipo de investigación para rastrear la pista de Nicomedes de Mendívil, quien no es seguro que realizara todas las inscripciones, pero sí, al menos, una de ellas.

Desde el primer momento, los trabajos se han contemplado como una oportunidad para la investigación y el conocimiento y, de ahí, que durante el proceso de restauración se hayan sucedido las visitas técnicas.

Una de ellas ha sido la de la investigadora Alexandra Gutiérrez, doctoranda de Historia del Arte de la Universidad quien está realizando su tesis sobre las monteas, esto es, los trazados que se ejecutaban sobre un tendido de yeso en la piedra o en los solados de la propia construcción, de donde podían sacarse plantillas para facilitar el trabajo de los maestros canteros.

Gutiérrez ha localizado algunos de estos sillares con monteas en la Portada Rica, entre ellos uno en el que se ejecutó la plantilla para el trazado de un bocel o baquetón.

También con la supervisión arqueológica han aflorado otras curiosidades como el hallazgo de un alquerque grabado sobre un sillar reaprovechado como material constructivo de la fachada plateresca.

"El alquerque -ha explicado Zoa Escudero, arqueóloga de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico- es un tablero de un antiquísimo y popular juego de mesa que se solía practicar en espacios públicos y privados, desde templos, a castillos e iglesias".

Los técnicos, que han llevado a cabo las mejoras realizarán, antes de retirar definitivamente el andamio, una revisión de las tareas desarrolladas y que han consistido en la limpieza, restauración de los pináculos, eliminación de sales, reintegración volumétrica y armonización cromática del conjunto.

La intervención ha supuesto una inversión total de 590.000 euros que han aportado la Junta de Castilla y León, la propia USAL y Enusa, empresa que financió los trabajos previos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha