eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Europa quiere empezar la fase de identificación de refugiados en Níger y Chad

Los mandatarios europeos reunidos en la cumbre celebrada en París acuerdan que el proceso de identificación de solicitantes de asilo comience en Níger y Chad, dos de los países de tránsito de migrantes desde África hasta Europa

El proceso, según el presidente francés, se llevará a cabo en zonas consideradas seguras en estos países y bajo la supervisión de Acnur

"Los líderes de la UE han hecho anuncios similares en el pasado. Sin embargo, las únicas medidas concretas han sido el bloqueo de las rutas de escape", dice MSF

- PUBLICIDAD -
Europa quiere empezar la fase de identificación de refugiados en Níger y Chad

La canciller alemana, Angela Merkel (c), el presidente de Chad, Idriss Déby Itno (2d) y la alta representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, participan en la reunión entre líderes europeos y africanos en el Palacio del Elíseo de París (Francia). EFE

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, avanzó este lunes la intención de que el proceso de identificación de quienes pueden acogerse al estatuto de refugiados comience en Níger y Chad, dos de los principales países de tránsito de migrantes desde África hasta Europa.

Esa fue una de las decisiones de la cumbre sobre inmigración celebrada este lunes en París junto a los mandatarios de esas dos naciones y de Alemania, Italia, España, así como la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini y el jefe del Gobierno de unidad nacional de Libia, Fayez el Sarraj.

Según Macron, el proceso de identificación de posibles refugiados se llevará a cabo en zonas consideradas seguras en Níger y Chad bajo la supervisión de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). Esa fase implicará a migrantes ya identificados por ACNUR y que se encuentren en esos dos países, para evitar que tomen "riesgos" innecesarios en su camino hacia Europa.

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, precisó en la intervención conjunta ante la prensa que se quiere sustituir "un modelo irregular e ilegal por otro legal y regular", que aunque "llevará su tiempo", ya tiene la estrategia marcada.  Mogherini y Alemania, España, Francia e Italia, según un comunicado, acordaron además el envío de una "misión conjunta" a Níger y Chad para examinar su aplicación, e identificar "otros tipos de cooperación práctica".

La canciller alemana, Angela Merkel, ha apuntado que se toma como modelo la estrategia de "reinstalación" llevada a cabo en el Líbano, Turquía y Jordania. El plan de acción "a corto plazo" para gestionar los flujos migratorios presentado en la capital francesa incluye también un refuerzo de la cooperación con los países de origen y tránsito, para "desmantelar las redes de traficantes" y promover el desarrollo, y una ayuda para "la estabilización" de Libia,  inmersa en una pugna por el poder desde el derrocamiento de Muamar el Gadafi en 2011.

Asimismo, el programa, de cuyo seguimiento se encargará un grupo operativo ("task force"), aboga por un mayor trabajo en el control de las fronteras y la apuesta por el desarrollo económico de las comunidades locales para que encuentren "otras perspectivas". Macron ha recalcado que la "crisis migratoria" es un desafío que afecta a todos los países y que ninguno puede solucionar "sin la cooperación del otro", lo que a su juicio justifica este encuentro de formato "inédito" que les ha reunido este lunes en París.

ONG y movimientos sociales han alertado en varias ocasiones de que la Unión Europea está inmersa en un proceso de "cierre y externalización de fronteras" para contener los flujos migratorios, es decir, acuerdos con países de origen y de tránsito de refugiados e inmigrantes para retenerlos antes de que lleguen a Europa lo que, según advierten, puede conllevar vulneraciones de derechos humanos y la apertura de nuevas rutas aún más peligrosas. Una de las estrategias utilizadas ha sido destinar fondos a países africanos a cambio de mayores controles en las fronteras,  como es el caso de  Níger.

ACNUR: "Asegurar el acceso al asilo es fundamental"

El alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, ha indicado en un comunicado que saluda estos compromisos asumidos en París. "Aprecio especialmente las afirmaciones realizadas por varios Estados sobre la necesidad de ofrecer protección internacional a estas personas. Asegurar el acceso y reforzar el asilo es fundamental en todos los países de asilo y de tránsito", ha expresado Grandi. 

"Medidas que únicamente pretenden frenar el número de llegadas no resuelven el problema de la inmigración forzada, por lo que toda respuesta debe incluir una serie de acciones para asegurar la paz a largo plazo en países con conflictos y el desarrollo social y económico en los lugares de origen", ha asegurado el alto comisionado.

Además, Grandi ha recordado la importancia de "la estabilidad política y la seguridad en Libia" para permitir "un acceso adecuado" a miles de refugiado y migrantes atrapados en el país, "donde muchas personas están actualmente sufriendo graves abusos de derechos humanos y condiciones de vida inaceptables".

En términos similares se ha manifestado la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras. Aurelie Ponthieu, asesora sobre desplazamiento de MSF ha "dado la bienvenida" a las referencias a la "necesidad de asistencia, protección y vías legales" para refugiados y migrantes. No obstante, ha asegurado que la ONG está "a la espera de que se concrete cómo se pone en práctica este nuevo plan".

"Los líderes de la UE han hecho anuncios similares en el pasado. Sin embargo, las únicas medidas concretas de las que hemos sido testigo han sido el bloqueo de las rutas de escape de estas personas desde sus países de origen o de los de tránsito", afirma Ponthieu.

La representante de MSF recalca que las personas que atraviesan la ruta a través de Chad, Níger y Libia "necesitan urgentemente alternativas válidas"y que las condiciones para crear procedimientos de asilo "justos y eficientes" no se logran "de la noche a la mañana". "Los líderes de la UE deben garantizar que sus buenas intenciones no se convierten en una trampa para las personas a las que aspiran a proteger de los traficantes", sentencia. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha