eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Berlín critica el plan de fusión de EADS y BAE Systems

- PUBLICIDAD -

El plan de fusión entre los consorcios europeos de aeronáutica y defensa EADS y BAE Systems no convence al Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, pese a que el primero asegura que no se perderán puestos de trabajo en Alemania.

El Ministerio de Economía germano presentó hoy un informe ante la comisión de Economía del Bundestag (Cámara baja) en el que, entre otros asuntos, critica la pérdida de poder de decisión de Alemania en el futuro conglomerado.

Según el plan de fusión difundido este mes, EADS tendría el 60 % de las acciones de la empresa resultante, con lo que la participación alemana quedaría por debajo del 30 %, algo que Berlín considera inaceptable.

El Gobierno alemán estima que un reparto 70-30 % sería más realista y conveniente para el país.

Al Ejecutivo de Merkel no le basta la "acción de oro" que le ofrece a Berlín -y también a París y Londres- el plan de fusión de los dos gigantes europeos en la futura empresa, ni la promesa de que en Alemania se mantendrán todos los puestos de trabajo.

"No se trata solamente de cómo se va a realizar la fusión, sino de si finalmente se va a llevar a cabo", explicó Kerstin Andreae, diputada de Los Verdes en la comisión de Economía.

A su juicio, en la actualidad el plan empresarial deja más preguntas abiertas que respuestas y no queda demostrado que la fusión tenga beneficios para Alemania.

El director ejecutivo de EADS, el alemán Tom Enders, compadeció hoy ante la comisión parlamentaria para explicar los planes de su compañía y aseguró que una eventual fusión con BAE Systems no supondría despidos en la primera economía europea, donde EADS emplea a unas 50.000 personas en 29 factorías.

Enders también indicó que la "acción de oro" implicaría un poder tangible para Berlín, mayor que su influencia actual a través de empresas alemanas, y la equipararía con París y Londres.

EADS y BAE Systems anunciaron este mes un plan para formar la mayor empresa de aeronáutica y defensa del mundo, un proyecto que despertó los recelos de los Gobiernos de Alemania, Francia y Reino Unidos.

Berlín y París ya anunciaron que estarían dispuestos a ejercer su derecho de veto para impedir la fusión, ya que el plan afecta a información de carácter sensible dentro del ámbito de la defensa de ambas naciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha