eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PP, Ciudadanos y PNV ensayan el pacto de Presupuestos con el nombramiento del presidente de la CNMV

Los tres partidos se ponen de acuerdo para nombrar a Sebastián Albella como presidente del organismo regulador con los votos en contra de PSOE y Podemos

Albella ha sido muy activo en operaciones corporativas en los últimos dos años que podrían conducir a que se abstuviera en varias operaciones

El PSOE quiere un perfil que conjugue el conocimiento técnico con no haber pasado por el sector privado lo que choca frontalmente con lo que pide Ciudadanos

- PUBLICIDAD -
Albella asegura sentirse "totalmente independiente" para presidir la CNMV y promete actuar con objetividad

Sebastián Albella, el candidato propuesto por los tres partidos para presidir el regulador.

Santiago Albella será presidente de la CNMV gracias al pacto de PP, Ciudadanos y PNV que también ha secundado Coalición Canaria. El resultado: 19 votos a favor y 17 en contra, lo que evidencia lo estrechas que van a estar las votaciones económicas el resto de la legislatura. La Comisión de Economía del parlamento ha votado hoy a favor del nombramiento propuesto por el ministerio de Economía después de que PP, Ciudadanos y PNV pactaran previamente al candidato. Este trío de partidos comienza así a tejer sus alianzas, que culminarán con la votación de presupuestos, al margen del resto de la oposición.

Albella se ha topado con el rechazo del PSOE y Unidos Podemos que han criticado con dureza la falta de independencia que presumen al candidato y que no se les haya consultado para un cargo así. Los portavoces, Pedro Saura y Alberto Montero, han criticado que se hayan perpetuado las formas de los cuatro años anteriores cuando había mayoría parlamentaria.

Albella ha trabajado los últimos once años en uno de los principales despachos de abogados de Europa, Linklaters, especializado en operaciones corporativas. Su frenética actividad laboral le hará inhibirse en multitud de operaciones, aseguran desde el PSOE, lo que en su opinión le inhabilita para el cargo.

"Me siento totalmente independiente", ha asegurado Albella en su comparecencia en el Congreso en el que ha hecho un somero repaso por su currículo profesional. Albella ha asegurado en su intervención que en ningún caso volverá al despacho en el que trabajaba. "Mi prioridad es que la CNMV trate con imparcialidad a las empresas" ha insistido este Abogado del Estado de la promoción de 1984. "Me abstendré de los asuntos con los que haya podido tener algún contacto previo. Seré absolutamente escrupuloso", explicó a sabiendas de que este iba a ser uno de los principales puntos que le iba a echar en cara la oposición. 

En este sentido, Albella ha insistido en justificar esta abstención en determinadas operaciones de "comprensible" en un candidato que ha tenido un perfil técnico y profesional. También ha mencionado a sus relaciones familiares, a las que también afecta la ley de incompatibilidad. En su intervención, ha reconocido que uno de sus hermanos es secretario "del consejo de una sociedad cotizada de pequeña dimensión", de la que no ha querido dar el nombre. La sociedad es Alantra, anteriormente conocida como N+1, donde también se sienta Luis Croissier, ex ministro de Industria y también ex presidente de la CNMV con el PSOE.

Por último, también adelantó en su intervención que en caso de ser elegido vendería las acciones que posee junto con su mujer así como "una participación del 2% en un intermediario financiero". En el sector entienden que Albella se ha buscado un "retiro dorado" ya que va a perder mucho sueldo respecto a su puesto en Linklaters y esta decisión de volver a lo público ha suscitado polémica. El propio Albella ha recordado que con su edad y los dos años posteriores de incompatibilidad, terminaría sus mandatos en la CNMV ya en edad de jubilación, sin maniobra para beneficiarse de su paso por la entidad.

Albella es probablemente uno de los abogados que más saben de regulación financiera en España. Eso pocos lo ponen en duda, ni siquiera los portavoces parlamentarios que han votado en contra. El sector ha acogido como una buena noticia el nombramiento. Aseguran que tener al frente de la CNMV a una figura que conoce de verdad la legislación será positivo para que mejore el organismo.

La presidencia de Elvira Rodríguez, que se designó solo por un perfil político, ha supuesto un parón en la modernización del regulador, aseguran desde despachos que trabajan con el organismo. Albella, que ayudó a crear la CNMV tal y como se conoce ahora, cumple todos los requisitos técnicos. Pero desde el PSOE aseguran que no se aquilata a los criterios mínimos de independencia que exigen a un cargo así.

Principales operaciones

Albella, que es un trabajador compulsivo según sus colaboradores cercanos, ha participado en los últimos dos años en operaciones corporativas como la fusión de Gamesa y Siemens o la deuda de Abengoa. Sobre estas dos operaciones es muy probable que la CNMV se tenga que decantar próximamente. Su despacho, del cual él es uno de los socios más relevantes al tener la categoría senior y ser parte del consejo global, ha participado además en la reciente ampliación de capital de Banco Popular; en la salida a bolsa de Telepizza; en la colocación acelerada de un 9,9% de Caixabank; la OPA de Slim a FCC; en una emisión de bonos híbridos de Telefónica o en la reestructuración de un grupo de bonistas de Codere en los últimos trimestres.

Fuentes del sector creen que la ley de conflictos de interés e incompatibilidades deja claro en qué momentos el presidente se debería de inhibir en estas operaciones y no lo consideran un problema. Pero PSOE y Podemos sí creen que este reguero de abstenciones pone en entredicho la capacidad de Albella de dirigir el regulador.

Ante las preguntas sobre la necesidad de que se tenga que inhibir por conflicto de interés, Albella ha asegurado en el Congreso que "anticipa que van a ser poco frecuentes y puntuales". En este sentido, el abogado ha asegurado que solo ha trabajado en el último año con cuatro empresas del Ibex como clientes y en el año anterior con otras dos. En opinión de Albella seis empresas frente a 35 es una cifra muy baja. Además, ha contabilizado que ha trabajado con otras cinco cotizadas de las 150 que no están en el Ibex. Albella ha recordado que la CNMV no está permanentemente opinando sobre cotizadas, y que presidirá un consejo formado por siete personas lo que asegura que sería operativo aún en caso de inhibirse. 

Acertar con un perfil de consenso para este tipo de organismos independientes parece cada vez más complicado. Encontrar una figura que no tenga vinculaciones con el mundo corporativo pero a la vez tenga conocimientos técnicos circunscribe mucho el ámbito donde se pueden pescar estos cargos. "El mundo de la universidad, como fue el caso de Julio Segura, no supone conflictos de interés y permite tener el conocimiento técnico", aseguran desde el PSOE. Pero el conocimiento técnico de estos perfiles difícilmente será práctico.

Fuentes parlamentarias ven tras el nombramiento la influencia del gurú económico de Ciudadanos, Luis Garicano, que tuvo en al nombramiento de Elvira Rodríguez como uno de sus principales caballos de batalla en la anterior legislatura. El portavoz de Ciudadanos, Toni Roldán, ha adelantado que mañana van a proponer una comisión de nombramientos que se encargue de hacer informes de idoneidad previos a que se llegue a estos pactos.

En la misma comisión se votó también a la vicepresidenta, Ana Martínez-Pina que hasta ahora había desempeñado sus funciones en el ICAC, el órgano público que regula a las auditoras. Martínez-Pina sí cuenta con el visto bueno de Podemos y PSOE al haber desarrollado su carrera profesional en la esfera pública pero no han recibido su apoyo a favor en protesta por no habérseles comunicado previamente el nombramiento. La funcionaria ha reconocido que su hermano es socio de PwC (una de las mayores consultoras del mundo) y aseguró que se inhibiría cuando fuera necesario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha