eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Países de la UE no consiguen cerrar el presupuesto de 2015 y facturas de 2014

- PUBLICIDAD -

Los países miembros de la Unión Europea no lograron hoy una posición común sobre las cuestiones abiertas en el presupuesto de 2014, como el pago de las facturas pendientes, y por tanto no avanzaron tampoco en las negociaciones con la Eurocámara sobre las cuentas del próximo ejercicio.

Fuentes europeas indicaron a Efe que, pese a los esfuerzos de la presidencia italiana de turno por ofrecer nuevos compromisos, los Veintiocho reunidos en un Consejo de Presupuesto no consiguieron ponerse de acuerdo tras un largo día de negociaciones.

Así, mañana habrá una reunión de los embajadores para intentar desatascar las negociaciones, y el lunes por la tarde se retomarán las conversaciones con el Parlamento Europeo y entre los propios ministros responsables del dossier, explicaron.

La Eurocámara ha vinculado las negociaciones sobre las cuentas de 2015 a un acuerdo previo sobre el dinero que ha pedido la Comisión Europea (CE) para poder pagar las facturas de este año.

Los países miembros y los negociadores del Parlamento Europeo deberían llegar a un acuerdo sobre ambas cuestiones hasta el lunes, la fecha límite establecida para el periodo de mediación.

Si no lo consiguen, la CE debe presentar un nuevo borrador.

De momento el principal escollo son las enmiendas de la Comisión al presupuesto de 2014.

Estas consisten en cambios en el gasto en la partida agrícola, la incorporación del superávit de 1.001 millones de euros del presupuesto de 2013, en un aumento de los pagos de 4.700 millones de euros para hacer frente a facturas pendientes y en ingresos adicionales de otros 2.400 millones y de 1.600 millones de multas.

También prevén movilizar 47 millones de euros en compromisos y pagos del fondo de solidaridad de la UE para hacer frente a los daños causados por las inundaciones en Italia, por un terremoto en Grecia y tormentas de hielo en Eslovenia y Croacia, y otros 79,7 millones para ayudar a Serbia, Bulgaria y Croacia por las inundaciones que han sufrido.

Por último, incluyen una referencia a las contribuciones adicionales (como en el caso del Reino Unido u Holanda, entre otros) o devoluciones (España y otros países) al presupuesto actual y nuevas previsiones de recursos propios.

La dificultad en las negociaciones consiste sobre todo en cómo hacer frente a los pagos o redistribuir los recursos.

El Parlamento Europeo, por ejemplo, preferiría meter el superávit de 1.001 millones de euros en una reserva para pagar las facturas pendientes de 2014, mientras que el aumento de pagos de 4.700 millones de euros genera problemas a algunos países, que no quieren movilizar el "margen de contingencia" del presupuesto.

La Eurocámara también prefiere que los ingresos por multas a los países sean utilizados para cubrir las facturas más urgentes.

En cuanto al fondo de solidaridad, los Estados preferirían financiar las ayudas a los países afectados por desastres naturales mediante una redistribución de recursos.

Pero las partes también difieren en el presupuesto para 2015.

La CE ha propuesto unos pagos de 146.420 millones de euros para 2015, un 8,1 % más que el año anterior, y unos compromisos -el importe máximo de pagos futuros a los que se puede comprometer- de 146.380 millones, un 2,6 % más.

Los países, sin embargo, han limitado el nivel de pagos a 140.000 millones de euros, un 3,3 % más, y los compromisos a 145.080 millones, un 1,7 % más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha