eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Reino Unido baja ocho décimas su previsión de crecimiento para 2017, al 1,4 %

- PUBLICIDAD -
Reino Unido baja ocho décimas su previsión de crecimiento para 2017, al 1,4 %

Reino Unido baja ocho décimas su previsión de crecimiento para 2017, al 1,4 %

El Gobierno del Reino Unido rebajó hoy al 1,4 % su previsión de crecimiento económico para 2017, frente al 2,2 % que pronosticó en marzo, debido a los efectos del voto favorable al "brexit" en el referéndum del 23 de junio.

El ministro de Economía, Philip Hammond, explicó en la Cámara de los Comunes que el producto interior bruto (PIB) crecerá por encima de lo previsto este año, del 2 al 2,1 %, pero lo hará por debajo de las expectativas en los ejercicios siguientes, con un 1,7 % en 2018, un 2,1 % en 2019 y en 2020 y un 2 % en 2021.

En conjunto, el Reino Unido crecerá esta legislatura 2,4 puntos porcentuales menos de lo que podría haberlo hecho si hubiera optado por quedarse en la Unión Europea (UE), según datos de la Oficina de responsabilidad presupuestaria (OBR, en inglés), que supervisa las finanzas públicas.

Al hacer su Declaración de Otoño, en la que presenta el presupuesto preliminar para el ejercicio 2017-18, Hammond confirmó que ha descartado el objetivo del Gobierno conservador anterior de eliminar el déficit presupuestario en este curso parlamentario y lograr un superávit en 2019-20.

En cambio, la OBR prevé ahora un aumento del endeudamiento del Estado británico, que ascenderá a 68.200 millones de libras (79.800 millones de euros) este ejercicio, de abril de 2016 a abril de 2017, un 23 % más de lo previsto en el presupuesto general de marzo, y hasta 59.000 millones de libras (69.000 millones de euros) en 2017-18, un 52 % más de lo estimado previamente.

Hammond subrayó que mantiene el compromiso del anterior Ejecutivo con "la disciplina fiscal", pero "reconociendo la necesidad de invertir más para impulsar la productividad".

En este sentido, presentó unas prioridades presupuestarias que, dijo, están destinadas a "abordar las debilidades a largo plazo de la economía británica", como la falta de productividad y poca diversificación y la escasez de vivienda.

El ministro anunció la creación de un Fondo para la infraestructura de vivienda, que reservará 2.300 millones de libras (2.700 millones de euros) para financiar la construcción de 100.000 nuevas propiedades en áreas de alta demanda, entre ellas 40.000 de precio más asequible.

Hammond adelantó además que prohibirá que las agencias inmobiliarias cobren a los arrendatarios tasas por la administración del alquiler, en un intento por abordar la crisis por el alto precio de la vivienda en el Reino Unido.

Previamente se había anunciado la inversión, de aquí al final de la legislatura, de 2.000 millones de libras (más de 2.300 millones de euros) en proyectos de innovación científica.

La primera ministra, Theresa May, ha asegurado que este es un presupuesto preliminar "equilibrado y prudente, que dejará claro que el Reino Unido está abierto a los negocios y que el Gobierno está del lado de la gente trabajadora corriente a la que le cuesta llegar a fin de mes".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha