eldiario.es

Menú

Lamborghini Urus, lo que nos faltaba por ver antes de que llegue el Ferrari SUV

Este mastodonte de 2.200 kilos y 5,11 metros espera ansioso a la primavera para rodar en el mítico Nürburgring Nordschliefe y acreditarse como el SUV más rápido del mundo

- PUBLICIDAD -
La poderosa impronta del nuevo Lamborghini Urus.

La poderosa impronta del nuevo Lamborghini Urus.

A la espera de que Ferrari ponga en el mercado lo que siempre consideramos impensable, un modelo todocamino, su rival legendario Lamborghini acaba de presentar el Urus, su visión particular del mismo concepto que ha sabido rodear de gran expectación en los últimos años. No es para menos porque el Urus es lo más bestia que un fabricante ha fabricado nunca en carrocería SUV.

Hagamos un poco de memoria al señalar que el modelo italiano parte de un concept dado a conocer hace una década y que tiene como antecedente al Lamborghini LM002, comercializado entre 1986 y 1993 pero que solo contó con 301 unidades. Aunque el LM002 era un auténtico todoterreno, cuya carrocería se montaba por cierto en la fábrica de Irizar en Ormáiztegui, su fastuoso motor V12 permitía ya soñar con un futuro en que los 4x4 tuvieran prestaciones de supercar.

El interior del Urus destaca por su configuración deportiva.

El interior del Urus destaca por su configuración deportiva.

Esto es precisamente lo que acaba de hacer realidad Lamborghini con el Urus, un mastodonte de 2.200 kilos (que no son demasiados) y 5,11 metros de largo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y de 0 a 200 km/h en 12,8, como cualquiera de sus deportivos que, a diferencia de este, van pegados al suelo. Los tiempos han cambiado mucho desde el LM002, así que esas cifras de infarto se logran ahora con un más razonable motor V8 biturbo de 4,0 litros que rinde 650 caballos.

La marca de Sant’Agata Bolognese espera ansiosa a la primavera para llevar el Urus al mítico Nürburgring Nordschliefe y acreditarlo como el SUV más rápido del mundo, para lo cual tendrá que batir el récord del Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde (7:51).

El modelo italiano dispone para la proeza no solo de un motor impresionante, sino también de otros prodigios tecnológicos que ayudan a su puesta en acción. Por ejemplo, un tren trasero direccional, como el que ya utiliza el Aventador S, y un sistema de vectorización del par motor de tipo activo, que –por medio de un diferencial central Torsen– envía la potencia a cada rueda de manera independiente en función de la situación que se presente. En principio, el reparto es 40/60, pero la fuerza puede llegar en un 70% a las ruedas delanteras y en un 87% a las traseras.

El Lamborghini Urus pesa 2.200 kilos y mide 5,11 metros de largo.

El Lamborghini Urus pesa 2.200 kilos y mide 5,11 metros de largo.

En el Urus encontramos, además, barras estabilizadoras activas, suspensión neumática adaptativa, que permite elevar la carrocería hasta 9 centímetros, y seis modos de conducción según el terreno que pisemos. En el exterior, espectacular e intimidante a un tiempo, llaman la atención las llantas de hasta 23 pulgadas tras las que se alojan unos frenos carbocerámicos de serie.

El nuevo Lambo llega a los concesionarios europeos en la primavera de 2018 y en España partirá de un precio no inferior a los 230.000 euros. Entre sus competidores hay que anotar los Bentley Bentayga, Porsche Cayenne Turbo, Mercedes-AMG GLE 63 S 4Matic o BMW M6. Disponible en versión híbrida enchufable en 2019, el Urus habrá doblado para entonces –según previsiones internas– las ventas totales de la marca en 2016 (3.500 unidades) e incrementado sus beneficios un 50%.

- PUBLICIDAD -