eldiario.es

Menú

El Seat Arona ataca el corazón del segmento de los SUV pequeños

Se trata del hermano menor del ya popular Ateca y aspirante a plantar cara a los líderes de la categoría, fundamentalmente el Renault Captur y el Peugeot 2008

Fabricado en la planta de Seat en Martorell,  el nuevo Arona se caracteriza y distingue del Ibiza por unas notables posibilidades de personalización

- PUBLICIDAD -
El Seat Arona deriva del superventas Ibiza, adoptando una carrocería tipo SUV.

El Seat Arona deriva del superventas Ibiza, adoptando una carrocería tipo SUV.

El más que competido segmento de los todocamino de pequeño formato se anima aún más en estos días con la llegada de varios modelos con vocación de superventas. Uno de ellos es el Seat Arona, hermano pequeño del ya popular Ateca y decidido aspirante a plantar cara a los líderes de la categoría, fundamentalmente el Renault Captur y el Peugeot 2008.

El Arona, fabricado en Martorell, utiliza la misma plataforma que el Seat Ibiza, pero aventaja a éste en siete centímetros de longitud (mide 4,14 metros) y once de anchura, de lo que se deriva una mayor habitabilidad en las plazas traseras y un maletero más capaz que alcanza los 400 litros.

El Arona mide 4,14 metros de largo, 7 centímetros más que el utilitario de Martorell.

El Arona mide 4,14 metros de largo, 7 centímetros más que el utilitario de Martorell.

Disponible en una horquilla de precios comprendida entre los 17.300 y los 23.270 euros, el nuevo SUV de Seat se caracteriza y distingue del Ibiza por unas notables posibilidades de personalización que incluyen la opción de lucir el techo en diferente color al del resto de la carrocería en todas las versiones a excepción de la básica.

El Arona se pone a la venta con una oferta de motores que se inclina de forma mayoritaria hacia la gasolina, como se va haciendo cada vez más habitual. Habrá dos variantes del propulsor de tres cilindros que rinden 95 y 115 caballos de potencia, la segunda asociada tanto a un cambio manual como al automático de doble embrague.

Además, la versión FR incorporará el motor 1.5 TSI EVO, que desarrolla 150 caballos y dispone de un sistema de desconexión de cilindros. Por último, Seat ha dispuesto para más adelante un pequeño propulsor 1.0 TGI, de 90 caballos, capaz de funcionar de forma indistinta con gasolina y con gas natural.

Quienes prefieran el diésel podrán elegir entre dos opciones, las dos de 1,6 litros de cilindrada y con sistema AdBlue, la menos potente con 95 caballos de potencia y la superior, con 115.

El nuevo SUV de Seat se caracteriza y distingue del Ibiza por unas notables posibilidades de personalización.

El nuevo SUV de Seat se caracteriza y distingue del Ibiza por unas notables posibilidades de personalización.

Seat no tiene prevista ninguna versión 4x4, de manera que todos los Arona se comercializarán con tracción a las ruedas delanteras. Lo que sí sería posible es una variante híbrida, dado que la plataforma modular sobre la que está construido el modelo se halla preparada para ello.

Poco distingue al interior del Arona del que exhibe el Ibiza en lo que se refiere al diseño del salpicadero y, en general, de toda la parte delantera. El nuevo SUV comparte también elementos con otros modelos de la gama, como el sistema de infoentretenimiento con pantalla opcional de ocho pulgadas (la de serie es de cinco), compatibilidad para Apple CarPlay y Android Auto y función Mirror Link para replicar algunas funciones del móvil en dicha pantalla.

En cuanto a sistemas de seguridad y ayudas a la conducción, puede ofrecer frenada automática de emergencia, control de crucero adaptativo y asistencia para arrancar en pendiente. El equipamiento opcional contempla un sistema de aparcamiento automático y sendos detectores de vehículos en el ángulo muerto y de tráfico cruzado cuando se engrana la marcha atrás.

Poco distingue al interior del Arona del que exhibe el Ibiza.

Poco distingue al interior del Arona del que exhibe el Ibiza.

Los seis colores de la carrocería se pueden combinar con tres especiales para el techo (negro, gris y naranja). La versión Reference Plus no permite esta posibilidad, que conlleva un sobreprecio de 400 euros en la denominada Style y es de serie en las dos superiores, Excellence y FR.

- PUBLICIDAD -