eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Fernando Pizarro (PP) asegura que el Plan de Empleo Social perjudica a municipios grandes

La consejera Gutiérrez replica que la Junta ya ha hecho su trabajo

- PUBLICIDAD -
Fernando Pizarro

Fernando Pizarro

El ex presidente de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (FEMPEX), Fernando Pizarro, ha advertido que el Plan de Empleo Social de Extremadura perjudica de "manera importante" a las ciudades más grandes de la región.

Pizarro hizo balance de su mandato al frente de la FEMPEX y como paso previo a la VIII Asamblea General, que se ha celebrado hoy en Mérida, y en la que ha sido relevado en el cargo por Francisco Buenavista, alcalde de Hornachos por el PSOE.

El hasta ahora máximo responsable del municipalismo extremeño y alcalde de Plasencia (Cáceres) por el PP, ha asegurado que abandona la Presidencia de la FEMPEX "con dos inquietudes e incertidumbres" que comparte con el conjunto de los alcaldes de la región.

La primera se refiere al Plan de Empleo Social de Extremadura, que cuenta con 24.000.000 de euros y que permitirá a ayuntamientos, ONGs y pymes de la región contratar a 4.000 parados de larga duración que hayan agotado las prestaciones.

Estas ayudas tienen la finalidad de crear empleo mediante la contratación de personas, paradas de larga duración, sin ningún tipo de prestación, salvo perceptores de la Renta Básica Extremeña de Inserción, en cuyo caso, formará parte de su programa individual de inserción y llevará a la renuncia al cobro de tal prestación.

Pizarro ha destacado que para la aplicación del plan, el Gobierno regional tiene "como socios ineludibles" a los ayuntamientos, ya que es la Administración local "la que tendrá la relación laboral con las personas que se contraten con cargo fondo".

En este sentido, ha indicado que el decreto que regula el Plan de Empleo Social establece "dos cosas que son difíciles de afrontar" por parte de los ayuntamientos más grandes de la región, como son el proceso de selección y la cofinanciación de los contratos.

A juicio de Pizarro, "será muy complicado que los técnicos de los municipios puedan hacer frente a los procesos de selección con plazos que son casi imposibles de cumplir".

De igual forma, ha subrayado que el capítulo de la financiación de los puestos de trabajo obligará a las ciudades con mayor número de habitantes, en virtud de sus convenios colectivos, a aportar una cantidad de dinero "muy importante".

Fondo condicionado

La segunda inquietud mostrada por el presidente en funciones de la FEMPEX ha sido el hecho de que el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Extremadura para 2016 establecía el condicionamiento del 50 % del Fondo de Cooperación Regional.

"Es decir, del dinero que el Gobierno regional da a los ayuntamientos, la mitad del gasto estaba condicionada a políticas sociales, algo que en la anterior legislatura no ha ocurrido", ha aseverado Pizarro.

Por otra parte, y en relación con el balance de sus cuatros años de mandato, Pizarro ha indicado que una de las cuestiones "más importantes de esta legislatura" ha sido la negociación de la Ley de Base de Régimen Local.

"Una ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local que se utilizó en un primer momento como arma arrojadiza, pero que arroja una cuestión fundamental desde el punto de vista positivo, como es que se permitiese debatir sobre asuntos de la Administración local, algo que habíamos requerido a la Administración nacional desde hace décadas", ha agregado.

También ha citado como consecuciones importantes el acuerdo para coordinar todos los efectivos en materia de violencia machista, el pago de la deuda histórica de los ayuntamientos y de parte del IBI que la Junta adeudaba, "que dio mucho oxígeno a las administraciones locales", ha dicho.

Réplica de la Junta

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez Morán, ha aclarado, sobre el Plan de Empleo Social de Extremadura, que la Junta "ya ha hecho su trabajo" en este tema y que "la respuesta económica" la tienen que dar ahora los ayuntamientos, ya que "es una cuestión particular de cada ciudad".

Así lo ha señalado en Mérida, en una rueda de prensa en la que respondía al presidente en funciones de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (FEMPEX), Fernando Pizarro.

La consejera ha señalado que la Junta "está totalmente volcada con las tres grandes ciudades y que más quejas han mostrado con respecto al plan".

Gutiérrez ha indicado que ahora "es una cuestión particular de cada ciudad" y ha precisado que si una urbe no tiene sus cuentas saneadas o tiene una limitación en el techo de gasto, "la Junta no puede entrar" en ello.

"En la falta de personal o no de cada ayuntamiento poco puede hacer la Junta y los municipios deben cumplir sus convenios con los trabajadores", ha añadido.

No obstante, ha anunciado que el Gobierno regional sí "va a entrar" a la hora de garantizar que todas las solicitudes "estén en tiempo y forma".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha