eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Las familias que piden al Juzgado el perdón de sus deudas aumentan, 41 en el primer trimestre

La Ley de Segunda Oportunidad de 2015 dio a familias, particulares y autónomos los mismos derechos que tenían las empresas mercantiles en caso de insolvencia

Mediante intervención judicial se puede llegar a la cancelación total, o un pago mensual asumible durante cinco años

- PUBLICIDAD -
Concentración de Stop Deshaucios e IRPH Stop junto a los juzgados de San Sebastián.

Stop Deshaucios reclama una mejor regulación para la vivienda habitual

En el primer trimestre de este año 41 personas en Extremadura han iniciado el proceso para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, normativa que está vigente desde julio de 2015 para ofrecer la posibilidad de solucionar las deudas en situaciones de sobrendeudamiento. Esta cifra supone un incremento cercano al 50% respecto al mismo periodo de 2016, en un ranking que está encabezado por Cataluña (890), Comunidad Valenciana (702), Madrid (700) y Andalucía (456).

Los datos han sido dados a conocer por el servicio de estudios de Repara Tu Deuda, empresa según la cual el número de personas que solicitarán el amparo de esta normativa durante este año alcanzará los 10.000 casos, aunque se estima que cerca de cinco millones de personas en toda España podrían acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, pero no lo hace por simple desconocimiento del procedimiento.

Esa ley aborda la posibilidad de llegar  al perdón de  las deudas para las personas físicas deudoras “de buena fe” que no puedan hacer frente a sus compromisos de pago, y  permite que una persona física, consumidor o autónomo, a pesar de haber fracasado en su ámbito económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida profesional y personal. 

Con ese texto legal se aplica a familias, particulares y autónomos sobrendeudados el mismo derecho que tenían las empresas jurídicas mercantiles.

Perdón total, pago mensual en cinco años

Cuando un deudor quiere pagar pero no puede, se podrá beneficiar de esta ley y podría empezar de cero. Las deudas pueden llegar a eliminarse totalmente, aunque depende de la situación económica de la persona, y así la decisión judicial irá desde la  cancelación en caso de insolvencia total, hasta un pago mensual asumible por el deudor durante un máximo de 5 años, y después  el “perdón total” de la obligación restante, tanto la  principal como los  intereses..

A pesar del incremento de la puesta en marcha de este tipo de procedimiento, sucede sin embargo según las empresas especializadas en esta gestión que muchas de las personas que han conseguido cancelar sus deudas desconocen esta situación, porque el Juzgado no se lo ha comunicado, razón por la que en ellos se han tenido que crear departamentos específicos para tratar los casos de cancelación de deudas y agilizar la resolución de estos expedientes para que las personas bloqueadas puedan comenzar de nuevo sin deudas.

El sector apunta que todavía quedan ciertos aspectos que habría que reformar en la Ley de la Segunda Oportunidad, como la inclusión de la deuda pública; la simplificación de forma significativa de la fase extrajudicial del proceso, o su eliminación; la posibilidad de solicitar la nulidad de los avales personales altruistas (los que suelen dar los familiares) y poder incluir la vivienda habitual de procedimiento de exoneración de los débitos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha