eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España presenta su transición a la democracia como camino posible para Siria

- PUBLICIDAD -
España presenta su transición a la democracia como camino posible para Siria

España presenta su transición a la democracia como camino posible para Siria

España expuso hoy su experiencia en el periodo de transición democrática como un camino posible para Siria, país sumido en un conflicto armado al que se intenta buscar una salida en la conferencia que hoy se abrió en Suiza.

En su intervención en la sesión inaugural de la conferencia, conocida como Ginebra 2, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, sostuvo que el primer objetivo de un gobierno de transición en Siria deberá ser "restablecer el clima de derechos y libertades".

"Durante la transición (española), lo primero que hubo que hacer fue restablecer las libertades antes de llamar a los ciudadanos a las urnas. Primero libertad y luego democracia", dijo ante las más de cuarenta delegaciones presentes en el lanzamiento del proceso con el que se busca detener la guerra civil en el país árabe.

García-Margallo agregó que un gran acierto durante la etapa que condujo a la democracia en España tuvo que ver con que la Constitución "fue redactada y aprobada por todos".

En el caso de Siria, la Constitución que se redacte debe incorporar a todos los sirios, cualquiera sea su pertenencia étnica o religiosa, señaló.

Asimismo, el jefe de la diplomacia española recordó que la Guerra Civil en España duró también tres años -la de Siria tiene 34 meses- y causó un número de víctimas similar al que se calcula en el caso del conflicto sirio: más de 100.000.

Además, "también fue una guerra civil e internacional, en la que se enfrentaron las potencias que luego protagonizaron la Segunda Guerra Mundial", aunque "la diferencia es que la comunidad internacional" en ese entonces "no quiso parar" un conflicto que adquirió grandes dimensiones.

El jefe de la diplomacia española consideró que en el caso sirio ya se puede hablar de un primer éxito, que consiste en haber puesto a dialogar a las partes beligerantes.

"En la transición española la clave fue el diálogo y la reconciliación, lo que nos permitió hacer una Constitución de todos y para todos, y no una impuesta por un bando sobre el todo", explicó García Margallo en un breve encuentro con periodistas.

Con ese telón de fondo histórico, el ministro reiteró en la apertura de Ginebra 2 que, frente la situación en Siria, España defiende la necesidad de "silenciar las armas" y declarar "un alto fuego inmediato para que la ayuda humanitaria llegue a personas que desesperadamente la necesitan".

Además, dijo que se debe obligar a los combatientes extranjeros a abandonar Siria.

El ministro español consideró también que el presidente de Siria, Bachar Al Asad, "no puede tomar parte en la solución del conflicto".

"Son demasiados los horrores cometidos por su régimen como para pensar que puede tener un papel determinante. Otra cosa es que haya fuerzas del régimen o de la minoría alauita propicias al cambio y que estén dispuestas a la reconciliación y al cambio", declaró.

Asimismo, dijo que España mantiene su voluntad de seguir propiciando la solución de la crisis en Siria, como lo mostró al acoger tres reuniones de la oposición.

Sobre el papel de la Coalición Nacional Siria, alianza que representa a la oposición en esta conferencia, dijo que es importante que restablezca los puentes con la oposición que se encuentra dentro del país y que incorpore a grupos que hasta el momento no forman parte de ella, con excepción de facciones extremistas de carácter yihadistas "que deben quedar fuera".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha