eldiario.es

Menú

La PAH se 'moviliza' por Arturo Fernández: "Ha vivido a costa de nuestras vidas, pero #ArturoSeQueda"

"Arturo ha vivido por encima de sus posibilidades, incluso ha vivido a costa de las nuestras, a costa de nuestros impuestos, de nuestras vidas, pero no nos importa", afirma la Coordinadora de Vivienda de Madrid

"Aquí estamos convocando este #ArturoSeQueda, porque no toleramos un desahucio más"

Arturo Fernández estableció las dos hipotecas de su casa como garantía de los préstamos de 1,6 millones concedidos por Avalmadrid

- PUBLICIDAD -
Acción #ArturoSeQueda de la PAH.

Acción #ArturoSeQueda de la PAH. @PAHAlcoSanse

El empresario Arturo Fernández puede perder su casa si sigue sin hacer frente a los préstamos por valor de 1,6 millones de euros que le concedió Avalmadrid: la vivienda de San Sebastián de los Reyes es la garantía de los préstamos

Avalmadrid, entidad para Pymes y autónomos adscrita a la Comunidad de Madrid, fue el organismo del que se benefició Fernández, entonces presidente de la Cámara de Comercio y de la patronal madrileña.

Acción de la PAH #ArturoSeQueda ante Avalmadrid.

Acción de la PAH #ArturoSeQueda ante Avalmadrid. Laura Uche

Al no haber cumplido con los plazos, la Comunidad ha reclamado la vivienda que posee en San Sebastián de los Reyes, cuyas dos hipotecas dejó como garantía.

A consecuencia de ello, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca ha organizado, junto con la Asamblea de Viviendas madrileñas y la Coordinadora de la Vivienda, una campaña este jueves: "La Coordinadora de Vivienda de Madrid se moviliza para parar el desahucio de #ArturoSeQueda, conocido por sus siestas en el sofá del Pequeño Nicolás, la condena por la corrupción de las Tarjetas Black. Y ahora, Cristina Cifuentes quiere quitarle la casa".

La Comunidad, de la que depende Avalmadrid, está reclamando la deuda a Fernández. "El préstamo de Avalmadrid ya ha supuesto 900.000€ de pago de dinero público a los bancos", explica la PAH: "Sabemos que Arturo ha vivido por encima de sus posibilidades, incluso ha vivido a costa de las nuestras, a costa de nuestros impuestos, de nuestros salarios de mierda, de nuestras vidas, pero no nos importa. ¡Este desahucio lo vamos a parar!"

Con esta acción la PAH "cierra el curso" durante el verano. Tras haberse presenciado en el piso del empresario, acuden en comandilla al número 3 de la Calle Jorge Juan, donde AvalMadrid tiene su sede. Aquí se disponen a recrear un desahucio: no faltan los carteles y chalecos que utilizan para cada protesta, las camisetas reivindicativas, los "no nos moverán", y hasta un supuesto Samur y comisión judicial.

Hoy, entre los cánticos de protesta se suceden las risas que se convierten en carcajadas cuando pasa una furgoneta de Samur Social de verdad. Pero la realidad es que los que hoy se concentran son personas que forman parte de estas asociaciones casi de manera forzosa. "Todos los que están aquí son okupas, han pasado o están pasando por procesos de desahucio", explica Mercedes Revuelta, portavoz de la plataforma. 

Reparten octavillas informativas entre los viandantes y les explican que "muchos niños se quedan en la calle sin que a nadie le importe". "Hemos sufrido y resistido a una presión brutal", cuenta la PAH, pero confirman que seguirán a partir de septiembre tratando de impedir que más familias se queden en la calle. Porque "sí se puede", gritan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha