eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Cantabria amanece prácticamente libre de incendios forestales pero mantiene el nivel de alerta

La UME y efectivos de los Parques de Emergencia de Cantabria realizarán rutas de vigilancia por los montes con fines disuasorios

Únicamente queda algún pequeño rescoldo, controlado y sin mayor relevancia, en la zona de La Capía-Monte Dobra

- PUBLICIDAD -
En Cantabria ya han ardido unas 2.000 hectáreas "de altísimo valor ecológico"

En Cantabria han ardido unas 2.000 hectáreas "de altísimo valor ecológico". | EFE

Cantabria amanece prácticamente libre de incendios forestales después de seis días, concretamente desde el pasado miércoles, en los que se han registrado en la comunidad autónoma más de 200 fuegos, con especial crudeza en la jornada del lunes debido a la acción de rachas de viento sur de más de 100 kilómetros por hora.

A esta hora no queda ningún foco activo más allá a algún rescoldo, controlado y sin mayor importancia, en la zona de La Capía-Monte Dobra, cerca del pueblo de Sopenilla, en San Felices de Buelna. La lluvia caída desde última hora de la tarde de ayer, pero sobre todo el trabajo de los cerca de 700 efectivos que se desplegaron en Cantabria para hacer frente al fuego entre la UME, que tiene movilizados a 455 militares en la región; el personal del Gobierno de Cantabria (cuadrillas, guardería de la Dirección General del Medio Natural y bomberos del 112), Guardia Civil y voluntarios, ha permitido que esta noche hayan quedado extinguidos los últimos focos que permanecían activos en Liendo, Guriezo, Rasines, Ramales de la Victoria, Socabarga y el valle del Besaya.

Pese a ello, Cantabria mantiene activado el nivel 2 del INFOCANT y continúa en alerta máxima por incendios a la espera de evolución de los acontecimientos y del tiempo, ya que la previsión sigue anunciando viento sur, aunque con menor intensidad, así como temperaturas elevadas para esta época del año. 

Según los especialistas, la propagación de incendios forestales será ahora mucho más difícil que en jornadas anteriores. Primero porque el suelo está húmedo como consecuencia de la lluvia y la bajada de la temperatura de las últimas horas, y segundo porque tanto la UME como efectivos de los Parques de Emergencia de Laredo, Tama, Valdáliga y Villacarriedo realizarán con las primeras horas de luz rutas de vigilancia para controlar las zonas con mayor riesgo para que no puedan reactivarse los restos de los últimos incendios y, también, con fines disuasorios.

La mejor prueba de que la situación está normalizada, según informa el Gobierno de Cantabria, es que no se ha recibido en toda la noche ninguna llamada alertando de incendios forestales, mientras que solamente el 112 registró el lunes 866 comunicaciones de este tipo.

El despliegue de medios, especialmente de personal desplazado de la UME, se mantendrá mientras no se rebaje el nivel de alerta. Y si fuera necesario, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan, se podría incluso movilizar también medios aéreos para combatir el fuego.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha