elDiario.es Cantabria Blogs y opinión

Sobre este blog

El Grupo de Trabajo Desmemoriados está compuesto por personas comprometidas con la construcción y la preservación de la Memoria Colectiva de Cantabria. Desde el espacio crítico de La Vorágine, Desmemoriados trabaja de forma abierta y plural en proyectos que ayuden a difundir el legado común de la lucha por una sociedad digna, y aporta herramientas metodológicas y tecnológicas para  la conservación y divulgación de las voces y los elementos documentales que conforman la memoria colectiva de Cantabria.

Desmemoriados aborda así proyectos concretos de recuperación, conservación y difusión de esa memoria así como alimenta y comparte una base de datos de acceso público con fotografías, documentos, testimonios, pegatinas, carteles… que documentan, siempre de forma incompleta, la trayectoria social y política desde la II República hasta los años 90 del siglo XX.

Lo divino, lo humano y el sermón de Paco Pérez: otras historias de 1968

Sobre este blog

El Grupo de Trabajo Desmemoriados está compuesto por personas comprometidas con la construcción y la preservación de la Memoria Colectiva de Cantabria. Desde el espacio crítico de La Vorágine, Desmemoriados trabaja de forma abierta y plural en proyectos que ayuden a difundir el legado común de la lucha por una sociedad digna, y aporta herramientas metodológicas y tecnológicas para  la conservación y divulgación de las voces y los elementos documentales que conforman la memoria colectiva de Cantabria.

Desmemoriados aborda así proyectos concretos de recuperación, conservación y difusión de esa memoria así como alimenta y comparte una base de datos de acceso público con fotografías, documentos, testimonios, pegatinas, carteles… que documentan, siempre de forma incompleta, la trayectoria social y política desde la II República hasta los años 90 del siglo XX.

La lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, la guerra de Vietnam, los tanques soviéticos en Praga, el mayo francés, la masacre de la plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco en Ciudad de México… Acontecimientos de gran alcance tuvieron lugar en 1968, lo que le ha convertido en un año especialmente significativo y trascendente, cuyas reminiscencias persisten transcurrido ya más de medio siglo. Ciñéndonos la actualidad española, los medios de comunicación escritos reflejaron un considerable número de protestas en los ámbitos estudiantil y obrero que culminaban una fase de agitación creciente originada hacia la mitad de la década. Al año siguiente, los disturbios que siguieron a la muerte del estudiante Enrique Ruano llevarían al régimen franquista a declarar el estado de excepción.

El suceso que da pie a este texto tuvo lugar a comienzos de 1968; lo anticipábamos en el artículo publicado sobre Vicente Puchol y la diócesis de Santander. ¿Qué provocó algo tan poco habitual como que un feligrés interrumpiera un sermón para cuestionar su contenido? El domingo, 28 de enero, una homilía del entonces sacerdote Francisco Pérez Gutiérrez (Guriezo, 1929 - Madrid, 2017), conocido popularmente como Paco Pérez, alcanzaba notoriedad mucho más allá de los muros de la iglesia de Santa Lucía, donde tuvo lugar e, incluso, de la ciudad de Santander. Desde La Vanguardia y variados medios de provincias, hasta Mundo Obrero, la prensa hizo referencias más o menos directas a lo ocurrido en una iglesia del ensanche burgués santanderino.

Sobre el incidente contamos con referencias en diarios, documentos orales y hasta un breve comentario que hace el propio Paco Pérez en su libro de memorias ‘Adiós a las almas’. Según se recoge en una amplia nota de la Agencia Europa Press, publicada en El Diario Montañés, la homilía fue grabada en una cinta magnetofónica por algún asistente a la misa y posteriormente transcrita y difundida por la ciudad en unas hojas que llamaban a una campaña contra los enemigos de España, firmadas por una autodenominada Organización Antimarxista Santanderina católica española (OAS), guiño manifiesto a correligionarios franceses. De hecho, la nota de Europa Press se apoya en ese texto y lo reproduce -en buena parte- literalmente. Lo sucedido puede resumirse a modo de una representación en tres actos:

Descubre nuestras apps