eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El nuevo obispo de Santander llega a la Diócesis

Ha estado en la iglesia de Unquera en compañía de sacerdotes y fieles

- PUBLICIDAD -
El nuevo obispo de Santander llega a la Diócesis

El nuevo obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, ha llegado en este martes a la Diócesis y, nada más llegar, se ha dirigido a la iglesia de los Santos Mártires de Unquera, donde ha sido recibido por el párroco, Vicente Ruiz de Velasco, por los sacerdotes de las iglesias vecinas y por un grupo de fieles de la localidad.

Sánchez Monge, que tomará posesión de su cargo este sábado, 30 de mayo, a las 12.00 horas, en la catedral, llegó acompañado del hasta ahora administrador diocesano, Manuel Herrero, que le fue explicando los detalles y efectuó las primeras presentaciones.

Nada más llegar al patio de entrada de la parroquia de los Santos Mártires San Emeterio y San Celedonio de Unquera, el nuevo pastor de la Diócesis estrechó las manos de numerosas personas entre muestras de cariño, según ha informado el Obispado en un comunicado.

Sánchez Monge se mostró en todo momento sonriente y observador, y su primer gesto pastoral fue el de asperjar con agua bendita a los fieles presentes, "como un acto de hermanamiento y como símbolo del recuerdo de nuestra condición de bautizados".

Después entró en el templo donde se reclinó a orar ante el Altar durante unos instantes acompañado del párroco, Vicente Velasco y del padre Herrero. Concluida la oración, accedieron a la Sede del altar donde el administrador diocesano dio la bienvenida al nuevo pastor.

"Nos alegramos de tenerle entre nosotros porque todos somos miembros de esta Iglesia de Dios en Santander", a la vez que le transmitió a Sánchez Monge la "comunión de toda la comunidad que peregrina en Cantabria y Mena".

PRIMERAS PALABRAS DEL OBISPO

El obispo pronunció sus primeras palabras a sus nuevos diocesanos agradeciendo la presencia en el acto de bienvenida de los fieles, "y en particular" de algunas personas mayores que en algunos casos habían "llegado con sus bastones haciendo un especial esfuerzo." Para todos "mi afecto y mi cariño y que juntos construyamos la Iglesia del Señor que peregrina en Cantabria y el Valle de Mena", dijo.

La Iglesia, señaló, "es comunión y todos participamos de la dignidad de ser hijos de Dios". Hoy no "nos podemos conformar" con vivir un "cristianismo mediocre", por ello Sánchez Monge tuvo un recuerdo especial para los cristianos que están siendo perseguidos en muchos lugares de Oriente y "sin por ello renegar a pronunciar el nombre de Jesús".

Igualmente, instó a dar "testimonio del Señor" en los ambientes cotidianos "sin avergonzarnos de nuestra fe", a la vez que pidió "vivir en plenitud nuestra fe cristiana".

En sus primera palabras, hizo referencia a su Escudo Episcopal que lleva grabada una frase de San Pablo: "La fuerza de Dios se manifiesta en la debilidad de los hombres", porque cuando "nosotros reconocemos nuestra limitación", es cuando el Señor "puede hacer obras grandes, como lo hizo en la Virgen María".

El reciente pastor de la Iglesia cántabra pidió la protección de la Bien Aparecida y de los Santos Mártires y solicitó "rezar los unos por los otros".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha