eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

"Las prestaciones sociales no sirven para salir de la pobreza"

Las especialistas Pilar Agüero y Palmira García consideran que la pobreza está relacionada con la falta de empleo y vivienda y defienden una respuesta amplia

"La excesiva burocratización de los servicios sociales desvirtúa la función de intervención personal de carácter relacional propia de sus trabajadores"

El colectivo Manifestaos por los Servicios Sociales celebrará unas jornadas los días 10 y 11 de noviembre en Santander para reflexionar sobre este problema

- PUBLICIDAD -
Más de 42% de los andaluces están en riesgo de pobreza, siendo la tercera comunidad con el índice más alto

"Las ayudas son puntuales y de cuantías insuficientes".

"No está directamente relacionado que la gente que recibe prestaciones sociales consiga salir de la pobreza". Es la conclusión a la que llega el colectivo Manifestaos por los Servicios Sociales, que a través de unas jornadas pretende abordar este problema: "Las ayudas económicas no sirven para salir de la pobreza", subraya Pilar Agüero, integrante de esta organización y especialista en el tema.

Todo esto tiene una explicación que desgranan Agüero y Palmira García, también trabajadora del sector, en conversación con eldiario.es. "Es imposible solucionar el problema de la pobreza desde los servicios sociales", subrayan. Argumentan que la pobreza está relacionada con la falta de empleo y sus condiciones, con la economía y con la vivienda, por lo que se debe abordar desde otros ámbitos. 

Hacen hincapié en que la función de los trabajadores sociales es la "intervención personal de carácter relacional". Sin embargo, tal y como recalcan, su papel queda relegado a "un mero gestor de las prestaciones", es decir, se produce una "excesiva burocratización" de los servicios sociales.

Estas especialistas explican que la documentación que piden para tramitar cualquier ayuda económica "es larguísima, una lista enorme" que no solo se refiere a la persona que lo solicita, sino a todos los miembros de la unidad familiar. Así pues, la documentación de un expediente "puede ser enorme y puede tener información que no se utiliza para resolver la ayuda". De esta forma, según apunta Agüeros, "se desvirtúan bastante las funciones del trabajador social", como consecuencia de la labor de "papeleo".

No obstante, vuelve a incidir en que, a pesar de que es necesario reducir esa burocratización, lograrlo "no resolvería los problemas de pobreza" ya que "las ayudas que reciben son "puntuales y de cuantías insuficientes para la cobertura de necesidades". 

De esta forma, Agüero y García ponen el foco en impulsar otro tipo de medidas que aborden la problemática de base, aquellas que van directamente a las causas de la pobreza que se citaban anteriormente. "Fomentar el empleo y ofrecer una garantía de ingresos mínimos para poder vivir", subrayan.

Por otro lado, ambas especialistas consideran importante tratar cómo se sienten las personas que acuden a los servicios sociales. "Llegan con unas expectativas muy altas, creyendo que les van a resolver su situación, y se encuentran con una realidad muy distinta", es decir, la burocratización mencionada anteriormente y el "excesivo control de las ayudas", sostiene Agüero. Para ellos, "acarrea una desmotivación",  apunta.

Como ejemplo actual del choque entre expectativa y realidad, García señala el recién aprobado bono social eléctrico, criticado por sectores sociales. "Es una medida que se establece desde el Gobierno de España para la que no hay financiación, por lo que la mayor parte del gasto recaerá sobre los ayuntamientos", afirma. "A día de hoy, no sabemos cómo va a funcionar porque no hay instrucciones ni nada por el estilo y, sin embargo, está generando expectativas positivas entre la gente", concluye.  

Jornadas de reflexión

En este contexto, Manifestaos por los Servicios Sociales celebrará los días 10 y 11 de noviembre una jornada para reflexionar sobre la necesidad de preservar y fortalecer el sistema público de servicios sociales. Defienden "un incremento racional de las políticas sociales, encaminadas a asegurar unos servicios que avancen en el reconocimiento pleno de derechos subjetivos de la ciudadanía, frente a los recortes que se han producido, con la crisis como excusa".

Las jornadas comenzarán el viernes 10 de noviembre, de 17.00  a 20.00 horas en la librería La Vorágine (calle Cisneros, 15) de Santander. Intervendrá el sociólogo Pablo Lobete con la ponencia '¿Ayudan las ayudas a salir de la pobreza?'.  La tarde finalizará con la mesa-coloquio '¿Está en los servicios sociales la solución a la pobreza?', en la que participarán miembros del Colegio de Trabajadores Sociales, del Colegio de Educadores Sociales y de la Coordinadora contra la Pobreza EAPN.

El sábado 11 de noviembre se reanudará la jornada a las 10.00 horas y se alargará hasta las 13.00 horas. Contará con la participación de Belén Navarro, trabajadora social y autora del blog 'Trabajo Social y Tal', y de Luis Barriga, miembro de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, que reflexionarán sobre '¿Cuál es el futuro de los Servicios Sociales?'.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha