eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

ANAR alerta de un "repunte" del 'ciberbullying' en las escuelas por causas como la suplantación de identidad

Las llamadas de ayuda de menores "aumentaron un 75%" con la publicación de la carta de despedida del menor que se suicidó

- PUBLICIDAD -
ANAR alerta de un "repunte" del 'ciberbullying' en las escuelas por causas como la suplantación de identidad

La psicóloga clínica de la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR), Luisa Fernanda Yagüez, ha alertado este martes en Santander de un "repunte" del 'ciberbullying' o ciberacoso en el entorno escolar por causas como la suplantación de identidad o la "alta difusión" de imágenes en las que se ponen etiquetas con "motes o burlas" y el "deterioro" que esto supone en la imagen de los adolescentes.

Así, aunque no ha aportado cifras porcentuales concretas de casos de ciberacoso con respecto al acoso en el que no se usan las nuevas tecnologías, sí ha concretado que en 2015 "un 60,7% de las adolescentes víctimas de violencia de género" habían sufrido ciberacoso.

De este modo, aunque no hay datos de 'ciberbullying', sí ha asegurado que "ha aumentado muchísimo" en los primeros seis meses del año y, sobre todo, a partir del día 20 de enero, cuando se publicó la carta de despedida de Diego González, el menor de edad que se suicidó en Leganés (Madrid).

"A partir de ahí aumentaron un 75% las llamadas por acoso escolar, lo cual es bueno porque están pidiendo más ayuda", ha comentado en declaraciones a Europa Press con motivo de su presencia en el encuentro 'Ciberbullying y adolescencia: la responsabilidad educativa en la era digital', en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

De este modo, ha advertido de que los jóvenes "no son capaces de gestionar la cantidad de información" a la que acceden a través, por ejemplo, de los 'smartphones', lo que supone "un primer factor de riesgo", lo que añade su "capacidad de hacerse fotos y hacer vídeos de su vida cotidiana".

Yagüe también ha remarcado que ANAR insiste en que llamen "también los chicos que han sido acusados de agresores" porque "ellos necesitan ayuda". "Detrás de un chico agresor puede haber un caso de violencia intrafamiliar, puede haber un chico que tenga problemas emocionales serios y un niño agresor no sólo necesita el castigo, sino también ayuda psicológica", ha manifestado.

Preguntada sobre las llamadas de jóvenes agresores para pedir ayuda, ha puntualizado que "llaman muy pocos" y que son los padres quienes se ponen en contacto con ANAR pidiendo orientación "cuando viene la sanción escolar, la expulsión o ha intervenido la inspección educativa".

"Por eso queremos que nos llamen más los propios chicos y nos cuenten, porque desde aquí podemos ayudarles y atenderles psicológicamente. Ellos necesitan también un tratamiento externo", ha expresado.

LA VIOLENCIA DE GÉNERO ENTRE ADOLESCENTES "SIGUE AUMENTANDO"

Igualmente, ha indicado que los jóvenes "tampoco tienen conciencia de que al grabarse pueden estar ellos mismos produciendo imágenes que luego se pueden considerar pornografía infantil". Del mismo modo, ha hecho referencia a la violencia de género y a las imágenes íntimas que se hacen las parejas jóvenes, que puede ser posteriormente "arma" utilizada por "el chico cuando chantajea a la chica en el momento en que esta le deja".

En este sentido, ha querido hacer hincapié en que "se tome conciencia de que sigue aumentando la violencia de género entre adolescentes", que "tiene un componente de control, de violencia psicológica y muchas veces de violencia sexual y física".

De esta forma, ha alertado de que la aplicación móvil 'Whatsapp' y su "uso compulsivo", está sirviendo "como medio de control cuando la chica no está con el chico", una situación en la que, ha añadido Yagüez, el joven "la controla incluso utilizando el geolocalizador para saber dónde está en otro momento".

Sobre esta utilización de esta aplicación móvil por parte de los jóvenes, se ha referido al "control en las conversaciones" con frases como "'¿cómo vas vestida?', 'Has mirado mi mensaje y te has conectado, pero no me has saludado, ¿dónde estás?'", lo que conduce "a los celos y al control".

En cuanto a las recomendaciones a las jóvenes que reciben "amenazas", les aconseja que "no borren esos contenidos porque se convierten en pruebas para la denuncia y, obviamente, que no contesten", al tiempo que ha recordado que "se puede limitar la geolocalización y el doble 'check' azul de 'Whatsapp'".

"Y algo muy fácil: bloquéale. Si te está acosando, has roto con él y no quieres seguir con él, y te sigue acosando, bloquéales. Y si insiste, denuncia", ha zanjado la psicóloga.

"PREVENCIÓN Y EDUCACIÓN"

Por todo ello, ha avisado de que el "uso compulsivo" de esta aplicación "también nos preocupa no sólo por lo que implica de acoso y pérdida de intimidad, sino también por la propia adicción al teléfono que se está dando". De esta forma, ha insistido "en la prevención y en la educación" en los ámbitos familiar y educativo.

Con respecto a la familia, ha destacado que ANAR recomienda a los padres "que no haya tantas pantallas encendidas a la vez en casa" fomentando "la comunicación directa" porque "detectamos en los niños un sentimiento de soledad acompañada".

"En casa no se habla como antes de los problemas, con lo que los padres no miran a los ojos a sus hijos y no detectan sus estados emocionales. No saben si el niño está bien o está mal, o viene mal del colegio o si viene triste", ha explicado, al tiempo que ha asegurado que la respuesta de los padres a las recomendaciones de ANAR es "positiva".

Así, recuerda que desde ANAR aconsejan a los progenitores "actividades en común, que los padres tengan un poco de control sobre lo que utilizan los menores en sus teléfonos, que no haya ordenadores dentro de las habitaciones, que tengan los ordenadores y las webcams en sitios de tránsito común de la casa y que controlen los horarios de uso de los teléfonos".

Finalmente, en lo referido a la prevención en el ámbito educativo, Yagüez ha comentado que "los colegios hacen lo que pueden", pero ha recordado que "tienen que saber que tienen la obligación de intervenir también en los casos de ciberacoso", de tal forma que "si el acoso transcurre en la ruta o en la salida del colegio, tiene que enterarse e intervenir, uniendo fuerzas con los padres".

Zona de los archivos adjuntos

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha