eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Camargo quiere modificar la ordenanza de recaudación para que sea "más ventajosa" al contribuyente

Las modificaciones, que deberán ser sometidas a votación del Pleno, inciden en mejorar aspectos como la regulación de los plazos de cobro y las garantías de los aplazamientos y fraccionamientos

- PUBLICIDAD -
El equipo de Gobierno acepta las peticiones de IU y critica la "irresponsabilidad histórica" del PP

Esther Bolado y Héctor Lavín, alcaldesa y primer teniente de alcalde de Camargo.

El Ayuntamiento de Camargo trabaja en la modificación de varios artículos de la Ordenanza General de Recaudación de Tributos para adaptar esta normativa a la evolución de la economía y a las leyes que están vinculadas a ella, así como a la práctica de la gestión recaudatoria y a la realidad de los contribuyentes. El objetivo del cambio previsto es que la norma sea "más ventajosa" al contribuyente.

El concejal de Economía y Hacienda, Héctor Lavín, ha explicado en un comunicado que se trata de una medida que busca adaptar esta ordenanza que data del año 2007 a los nuevos tiempos, siempre "buscando realizar una mejor gestión" que sea "beneficiosa para las economías de los vecinos" y, por lo tanto, "más ventajosa" para el contribuyente, y que favorezca a su vez la "optimización de recursos municipales".

De esta manera, las modificaciones que deberán ser sometidas a votación del Pleno para su aprobación, inciden en mejorar aspectos como la regulación de los plazos de cobro y las garantías de los aplazamientos y fraccionamientos, resultando más favorable para los contribuyentes.

Así, se amplían los plazos máximos de cobro voluntario y la relación de cantidades, de tal manera que por ejemplo, en importes de hasta 3.000 euros se pasa de un plazo máximo de 8 meses a uno de 20 meses, y en importes de más de 12.000 euros se pasa de un plazo máximo de 12 meses hasta los 36 meses.

Se trata de modificaciones que también afectan al periodo ejecutivo, donde por ejemplo se pasa de los 24 meses para importes de más de 30.000 euros hasta los 48 meses.

En esta línea, y debido al incremento de solicitudes de aplazamiento y fraccionamiento y con el objetivo de favorecer la agilización de su gestión así como otorgar facilidades "a aquellos ciudadanos que por circunstancias puntuales precisan de este fraccionamiento y tienen absoluta voluntad de pago, para el cumplimiento de sus obligaciones", se propone elevar los límites de exención de la garantía para equipararlos con las demás administraciones públicas.

De esta manera, se propone establecer que sea necesario constituir garantía que afiance el cumplimiento de la obligación cuando el importe de la deuda que se solicite aplazar sea superior a los 18.000 euros, frente a los 600 euros actuales.

Igualmente, se incrementan las cuantías relacionadas con el cobro de deudas buscando la "proporcionalidad" entre la deuda y la actuación administrativa, y se optimizan los recursos disponibles en la actuación recaudatoria no exigiendo más trámites que los necesarios en deudas de pequeña cuantía.

Además, se propone incrementar las cuantías mínimas a partir de las cuales se tramitan los expedientes para realizar acciones de cobro a terceras personas distintas de las que figuran en el título ejecutivo.

Otros cambios

Otros cambios están relacionados con las comunicaciones informativas, donde se busca adaptar el artículo de la ordenanza a la normativa sobre protección de datos recogiendo así la práctica que ya se está siguiendo en la oficina de Recaudación, o con el calendario fiscal, donde el artículo correspondiente se quiere adecuar a los cambios introducidos en el calendario de pago del IBI.

Además, entre otros aspectos, la ordenanza elimina el cobro en ventanilla de la oficina de Recaudación y se adapta a la ley SEPA "aumentando la seguridad" al sustituir la posibilidad de aceptar órdenes de domiciliación a través del teléfono por el correo electrónico.

Otros puntos del Pleno

La modificación de estos artículos de la citada ordenanza es uno de los asuntos que se abordarán en el próximo Pleno correspondiente al mes de marzo, en el que también se someterá a votación la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento de Camargo del ejercicio 2016, que presenta un Remanente Líquido de Tesorería positivo de 4.145.239 euros y un resultado presupuestario en términos de Contabilidad Nacional (SEC95) de 3.800.340 euros, lo que acredita la existencia de capacidad de financiación cumpliéndose con la ley de estabilidad presupuestaria, según asegura el Ayuntamiento.

Además, el Pleno debatirá una modificación de crédito de 2.574.944 euros de los que 639.944 provenientes del Fondo de Contingencia se destinarán a las retribuciones, Seguridad Social e indemnizaciones de los integrantes del Servicio de Extinción de Incendios de Camargo; y 100.000 euros serán aportados por el Gobierno de Cantabria para el Fondo de Suministros Básicos.

Asimismo, se propondrá destinar 735.000 euros a la amortización anticipada de préstamos; y 1.100.000 euros a inversiones financieras sostenibles, cantidades que provienen de 1.835.000 euros del Remanente Líquido de Tesorería.

En la sesión, que tendrá un marcado carácter económico, también se someterá a votación el expediente de bajas de ingresos y gastos de presupuestos cerrados de años anteriores, así como la cuenta de la gestión recaudatoria correspondiente al ejercicio 2016 rendida por la Tesorería Municipal.

Además, se llevará a Pleno la incorporación de expedientes de crédito del ejercicio 2016 que ascienden a un total de 1.602.350 euros, que se distribuirán en 14.000 euros para la pista de atletismo de La Maruca, 235.451 para obras y proyectos de nueva ejecución, 1.252.899 euros para juntas vecinales, y 100.000 euros para la redacción del Plan General de Ordenación Urbana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha