eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El Gobierno y Ayuntamiento solucionan con 110.000 euros las filtraciones de la Turbera

El proyecto que dará una solución definitiva a las filtraciones de La Turbera, en Torres, tendrá un presupuesto de 110.000 euros y será cofinanciado por el Gobierno de Cantabria y Ayuntamiento de Torrelavega. Se prevé que las obras puedan comenzar el próximo verano.

- PUBLICIDAD -
El Gobierno y Ayuntamiento solucionan con 110.000 euros las filtraciones de la Turbera

La iniciativa, con una inversión de 110.884 euros y confinanciada al 50% con cargo a los presupuestos de 2017, consistirá en la canalización de las aguas subterráneas y la eliminación de las filtraciones, y pondrá fin a las humedades en las viviendas, lo que permitirá "mejorar las condiciones de vida de los vecinos".

El alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria,, Rosa Eva Díaz Tezanos, acompañados por el primer teniente de alcalde, Javier López Estrada, han presentado este proyecto que solucionará "definitivamente" las filtraciones que desde 2012 vienen padeciendo los vecinos de La Turbera.

El plazo de ejecución es de un mes y plantea, para dar solución a este problema que estaba "enquistado", canalizar las aguas subterráneas para eliminar las filtraciones y las humedades que sufren los vecinos, y proceder a la estabilización del subsuelo.

El inicio de los trabajos se prevé para el próximo verano, una vez que, tras la aprobación del Presupuesto de Cantabria 2017, se pueda comenzar su tramitación administrativa.

Durante su presentación, tanto Cruz Viadero como Díaz Tezanos han mostrado su "satisfacción" porque por fin, "tras la llegada de un Gobierno PSOE-PRC", se va a poder dar "una solución definitiva" a este problema.

En este sentido, la vicepresidenta ha realizado un llamamiento al Gobierno central del PP para que cumpla el acuerdo que "el propio Partido propuso y aprobó en el Parlamento de Cantabria".

"No puede ser que en función de quién gobierne la institución municipal se cumpla o no un acuerdo entre administraciones", ha enfatizado la consejera, quien ha llamado a evitar sectarismos y ha apostado por "colaborar y dar solución a los problemas que afectan a los vecinos".

Díaz Tezanos ha relatado la evolución histórica de este problema, que dio comienzo en el año 2012, con el inicio de problemas de filtraciones de agua que afectaban a las viviendas de ese barrio. El Ayuntamiento, en ese momento, solicitó la colaboración de las distintas administraciones públicas que pudieran tener responsabilidad en el mismo.

El 22 de abril de 2013 el Parlamento de Cantabria decidió por unanimidad (PP, PRC y PSOE) que el Ayuntamiento de Torrelavega, el Gobierno de Cantabria y la Confederación Hidrográfica del Ebro, todos ellos gobernados por el Partido Popular, alcanzasen un acuerdo con la Universidad de Cantabria para realizar un estudio y conocer el alcance del problema, para posteriormente, abordar la ejecución de las obras y darle solución.

Al año siguiente se realizó el estudio y las obras necesarias para acometerlo. El Ayuntamiento, ya gobernado por el PSOE, siguió reclamando la ayuda de todas las administraciones. En ese momento la Consejería de Industria aseguró que el problema no era de su competencia, mientras que la de Medio Ambiente, señaló que era competencia de la Confederación, algo que la Confederación Hidrográfica del Ebro rechazó.

"La conclusión es que las tres administraciones del PP se negaban a cumplir la resolución del Parlamento de Cantabria que ellos presentaron, dando la espalda a los vecinos de Torrelavega y del barrio de La Turbera", ha recordado Díaz Tezanos.

El año pasado, con el cambio de Gobierno a nivel municipal y autonómico, las dos administraciones aceptaron "la responsabilidad de dar solución a este problema de manera coordinada", y para ello procedieron a realizar los sondeos y trabajos necesarios para redactar el proyecto y determinar la cuantía de inversión a realizar, que ha dado como resultado la redacción de este proyecto que comenzará en el próximo ejercicio.

Por su parte, el alcalde se ha congratulado de que "a la puerta de que en 2017 se resuelva esta situación que hasta el cambio de Gobierno en Cantabria estaban totalmente cerrada".

Asimismo, ha instado al Gobierno de la Nación a que "se implique en la financiación" del proyecto y "no de la espalda a estos vecinos".

PROYECTO

El proyecto redactado por la empresa Dremex comprende la realización de una zanja con dos secciones distintas. Una es un vial del barrio de La Turbera que tendrá una longitud de 100 metros y el doble objetivo de impermeabilizar y drenar el agua. Para ello se colocarán dos geocompuestos en el talud de la zanja y se instalará una tubería drenante que será la encargada de dirigir el agua filtrada hasta el pozo de recogida.

La sección 2, con una longitud de 70 metros, servirá para conducir esa agua recogida hacia la red de saneamiento existente. Se construirán tres pozos de registro, uno de recogida y dos intermedios comunicados entre sí a través de una tubería de hormigón de 800 milímetros de diámetro que será la encargada de trasladar el agua canalizada al punto de desagüe.

Una vez colocadas las canalizaciones, se realizará el posterior relleno de la zanja con material granular y material procedente de la propia excavación. En último lugar, se realizará el aglomerado de la zanja y se restituirán todos los elementos retirados al inicio de los trabajos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha