eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Proyectos que crean zonas estanciales y abren los barrios a la ciudad ganan el III Concurso de Microespacios

El jurado declara desierto el de Moctezuma, pese a que es el que ha registrado el mayor número de propuestas, 20

- PUBLICIDAD -
Proyectos que crean zonas estanciales y abren los barrios a la ciudad ganan el III Concurso de Microespacios

Tres proyectos que crean parques con zonas estanciales y abren los barrios a la ciudad han ganado el III Concurso de Microespacios convocado por el Ayuntamiento de Santander y el Colegio de Arquitectos de Cantabria y que en esta ocasión transformará zonas de las calles Río Cubas, Fernando de los Ríos y el Barrio Pesquero, este último el de mayor tamaño y que pretende integrar esta zona en el frente marítimo.

Por decisión del jurado ha quedado desierto el proyecto para la calle Moctezuma, pese a que ha sido el que mayor número de equipos han concurrido, 20. Sin embargo, se ha valorado que se han presentado "soluciones forzadas", en algunos casos con afecciones a la propiedad, por lo que volverá a salir a concurso con ciertas prescripciones.

Los equipos ganadores de los distintos proyectos se han dado a conocer este lunes en rueda de prensa por el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, y el decano del Colegio de Arquitectos, Ignacio Villamor, quienes han destacado tanto la alta participación en el certamen, con 60 equipos, como el nivel "estupendo" de los trabajos.

En este sentido, el alcalde ha subrayado que la intención de la convocatoria es aportar calidad urbanística a espacios infrautilizados o que pasan desapercibidos, generando nuevos lugares de convivencia que además aporten modernidad.

Una idea en la que ha abundado el decano al asegurar que con, con los frutos de esta iniciativa, "Santander ha subido un escalón en calidad del espacio público", siguiendo la línea de atención al detalle en los espacios para la gente de ciudades como Barcelona.

El Plan Director de Microespacios contempla la creación de 26, entre los que se incluyen los cuatro citados, cuyos proyectos serán redactados en un plazo "razonablemente rápido" por los equipos ganadores y los ejecutará el Ayuntamiento con un presupuesto global de 1,6 millones.

BARRIO PESQUERO

La actuación en el Barrio Pesquero será en la plazoleta que abarca la plaza de los Cabildos, el grupo Entrepatios y la plaza del Muergo. En los tres casos se trata de plazas rodeadas por edificios residenciales, escondidas, en general, de las calles principales y que constituyen puntos importantes de reunión y tránsito de los vecinos del barrio.

El espacio de actuación total es de 3.427 metros cuadrados (1.451 m2 en la plaza de los Cabildos; 1.126 m2 en Entrepatios; y 760 m2 en la plaza del Muergo) y la propuesta elegida ha sido la presentada con el lema '9ª ST-4-0616' --correspondiente a la matrícula de un barco en construcción-- de los arquitectos Tomás Gruber, José Luis Salcines y José Luis Matabuena, quienes pretenden unificar el barrio creando espacios para los vecinos y abriéndolo a la ciudad al mismo tiempo.

Han buscado una solución "coherente" y que no entre en conflicto con un barrio histórico y de los de carácter más fuerte de la ciudad mediante un paseo que se puede recorrer "como un todo" a través de las tres plazas, cada una con un tratamiento, o más abierto y privado para los vecinos o más público para la ciudad,.

En opinión de los ganadores, el barrio ha permanecido "demasiado cerrado" a la ciudad por lo que pretenden abrirlo a la misma, sobre todo de cara al próxima actuación del frente marítimo, del que quieren que forme parte. En este sentido, el alcalde ha advertido del "flujo natural" que se producirá de Castilla-Hermida al Pesquero cuando los vecinos utilicen el paseo marítimo.

La actuación, que incluye vegetación baja, concluiría con un "hito", no contemplado en el proyecto, como es un mirador de la salida del Puerto al final del paseo.

CALLE RÍO CUBAS

En la calle Río Cubas, situada en el barrio de Tetuán, se ha elegido para actuar una zona verde que ejerce como elemento limitador y unificador de las huertas que se encuentran en el entorno, a las que se da acceso por la calle Bruno Alonso. Se separa de éstas por un pequeño murete, convirtiéndose en un espacio público y de libre acceso. La superficie de actuación es de 627 metros cuadrados

La propuesta elegida ha sido la presentada con el lema 'Möbius', de los arquitectos Ángel Higuera Soldevilla y Carlos Higuera López-Álvarez. Como el nombre indica, su proyecto gira en torno a una 'cinta de Möbius', una "forma orgánica" que va generando espacios, cambiando de anchura e inclinación, y en la que la vegetación, que se modificará a lo largo del tiempo, tiene especial importancia.

Con la eliminación del muro existente, el proyecto pretende conectar la zona con el resto del barrio, la vaguada de Tetuán, y ofrecer amplitud visual dentro del parque. Contempla dos estratos, uno vegetal, y otro transitable, con áreas dinámicas y distintos espacios.

CALLE FERNANDO DE LOS RÍOS

El entorno de actuación propuesto es una zona de juegos infantiles y aparcamiento que se sitúa en la intersección entre la calle Fernando de los Ríos y la bajada de Rumayor, un lugar importante a nivel de barrio, equidistante al paseo del General Dávila y a la avenida de los Castros, y muy próximo a los colegios Atalaya y María Blanchard. La superficie de actuación es de 1.320 metros cuadrados.

La propuesta elegida ha sido la presentada bajo el lema Plaza La 68, de los arquitectos Clara del Cerro, Cristóbal Moreno y Javier Sazatornil, quienes crearán una plaza dividida en tres espacios de juegos infantiles, estancial, y con elementos de gimnasia para mayores, que, no obstante, se juntan en este proyecto de plaza abierta y con vegetación.

El problema de cambio de cota se ha solucionado con una grada, y se mantiene la circulación rodada existente pese a que los arquitectos han cuestionado tanto el tráfico como el aparcamiento.

MOCTEZUMA

La zona de actuación del callejón que constituye el final de la calle Moctezuma presenta una evidente discontinuidad debido al muro ciego que limita la calle, generando un fondo de saco inútil en lugar de una calle continua. La reinterpretación de este espacio mejoraría las conexiones, creando una unión directa entre la calle Laredo, la plaza de Cañadío y la iglesia de Santa Lucía, además de reconvertir una zona actualmente residual en un lugar de tránsito

La superficie de actuación es de 215 metros cuadrados y el jurado ha estimado declarar desierto el concurso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha