eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Retrasar la maternidad aumenta más el riesgo de sufrir cáncer de mama que no tener hijos, según experto

El presidente de la Fundación de Estudios Mastológicos (FEMA), José Díaz-Faes, ha advertido este jueves en Santander de que retrasar la maternidad por encima de los 30 años es un "factor más importante" para padecer un cáncer de mama que no tener hijos en países avanzados como España, donde "es más frecuente tener hijos tarde".

- PUBLICIDAD -
Retrasar la maternidad aumenta más el riesgo de sufrir cáncer de mama que no tener hijos, según experto

Así, ha precisado que actualmente la incidencia de este tipo de cáncer es de en torno a un 10 por ciento de la población femenina, "nos vamos pareciendo a otros países", y ha comentado que este porcentaje es "difícil de explicar" en nuestro país en comparación con otros como Filipinas, donde el número de mujeres que lo padecen es de "1 de cada 57".

En una rueda de prensa celebrada en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo de la celebración del encuentro 'Cáncer de mama: una enfermedad Curable', Díaz-Faes ha incidido en que "posiblemente habrá también factores alimenticios" en esta incidencia porque, según ha precisado, la esperanza de vida para las mujeres en España es de 82 años y en Filipinas de 60 años.

Por su parte, el patrono de FEMA Manuel Sánchez del Río ha destacado que si hace unos años se pensaba que era "una barbaridad" que una mujer se quedara embarazada después de haber padecido un cáncer de mama, en la actualidad "se ha demostrado" que si lo ha sufrido "muy temprano" y posteriormente tiene un hijo, "el diagnóstico de supervivencia no cambia y el embarazo las ha podido proteger". Por ello, ha resaltado que los especialistas piensan que este "tabú" está desapareciendo.

Mientras, el director del Centro de Patología de la Mama Fundación Tejerina, Armando Tejerina, ha relacionado el aumento de este tipo de cáncer con el estilo de vida actual --factores como la obesidad y el retraso de la maternidad-- y ha explicado que "las japonesas tienen un índice muy bajo en Japón, pero en Nueva York tienen un índice muy alto como las norteamericanas".

DISIMINUCIÓN DE TRATAMIENTOS "CONSERVADORES"

Tejerina también ha comentado que en la actualidad el número de tratamientos "conservadores" está disminuyendo por un incremento en el número de los "radicales" porque "a veces en un cáncer de pequeño diámetro, a pesar de que es pequeño, se hace una cirugía amplia porque sabemos que tiene posibilidades de presentar un cáncer en esa misma mama".

De esta forma, ha comentado que el avance en los conocimientos de la biología tumoral en los últimos diez años ha hecho que la información "esté variando" debido, por ejemplo, a los estudios de mutación, "que aportan información que no se tenía" y en la actualidad se conoce en menos tiempo, "en quince días o menos" frente a los varios meses que se tardaba años atrás.

Al tiempo que ha pronosticado que en cuatro o cinco años los procesos de 'screaming' en el cribado del cáncer de mama incorporarán la tomosíntesis, igual que en la actualidad "en prácticamente todas las comunidades" las mamografías son digitales, Tejerina ha precisado que en los centros especializados el número de reconstrucciones mamarias en el momento de la operación es de "un 90 por ciento" y que el resto no se reconstruyen "por contraindicaciones".

Del mismo modo, Díaz-Faes ha incidido en que la conservación mamaria, "que es muy importante para la mujer, ha aumentado de una forma considerable". En este sentido, Sánchez del Río ha indicado que hoy en día se reconstruyen las mamas de "un gran número de pacientes" antes de salir del quirófano, pero no ha aportado "cifras exactas".

ENTRE 26.000 Y 27.000 NUEVOS CASOS DE CÁNCER DE MAMA AL AÑO

Díaz-Faes también ha recordado que la tasa de supervivencia de este tipo de pacientes "ha aumentado de forma significativa". "Pensamos que en gran parte se debe a los tratamientos", ha añadido, y también ha concretado que en España actualmente se diagnostican entre 26.000 y 27.000 nuevos casos de cáncer de mama.

Al mismo tiempo, ha destacado la importancia del diagnóstico temprano "más que el avance en los tratamientos" a la hora de conseguir que esta enfermedad "sea curable", pero ha afirmado que ambos factores han favorecido que esta dolencia "sea curable" y haya mayores tasa de supervivencia. Esto se debe, ha añadido, a que en las fases iniciales los tratamientos son "mucho menos traumáticos y tóxicos", con tasas de supervivencia de entre un 80 y un 85 por ciento.

Igualmente, ha resaltado la necesidad de someterse a un cribado desde los 45 años y hasta los 70 porque "la edad es un factor fundamental para aumentar el riesgo" en este tipo de cáncer, "pero también para disminuir la agresividad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha