eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

STEC defiende el nuevo modelo de calendario escolar porque los colegios "no son guarderías"

Insiste en que la competencia negociadora "radica exclusivamente" en la Mesa Sectorial de Educación

- PUBLICIDAD -

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha defendido el nuevo modelo de calendario escolar porque los colegios "no son guarderías", y la conciliación no es una compentencia de Educación, y ha subrayado que la capacidad negociadora del mismo "radica exclusivamente" en la Mesa Sectorial de Educación, es decir, no incluye ni a las familias ni a los directores de centros.

"Entendemos que el consejero informe y escuche a otras partes (representantes de familias, de directores de centros, etcétera) pero, insistimos, legalmente la competencia negociadora radica exclusivamente en la Mesa Sectorial" en la que están representados Administración educativa y sindicatos docentes, ha insistido STEC en un comunicado este viernes.

En el mismo y en relación a las federaciones de padres, el sindicato ha dicho que "comprende que una organización conservadora" y vinculada a la enseñanza confesional como es CONCAPA "prefiera aferrarse al calendario tradicional basado en las festividades religiosas", pero lamenta que otra "supuestamente progresista" como FAPA, con la que STEC cree "compartir muchos puntos de vista", haya optado "también por mantenerse en esas mismas posiciones conservadoras".

El sindicato ha remarcado que el calendario escolar es "el calendario de los alumnos, no es el calendario del profesorado ni el de las familias", y que la conciliación de la vida familiar y laboral no es competencia de la Administración Educativa. "Los colegios y los institutos son exclusivamente centros educativos (¡que no es poco!), no guarderías".

Según STEC, los expertos coinciden en que hay que evitar periodos lectivos largos, y el calendario tradicional español, "de los pocos que quedan en Europa, es la antítesis de estos planteamientos pedagógicos". "Estaba pensado para la antigua España rural y agraria, en la que era necesaria la presencia de los niños en las labores del campo durante la época estival; un calendario, además, completamente marcado por las festividades religiosas que condicionaban días de descanso, puentes y periodos vacacionales intermedios", ha señalado.

El sindicato también ha recordado que se mantienen en 175 el número de días lectivos, matizando que la diferencia radica en que antes "se repartían de forma poco racional en tres trimestres muy descompensados y ahora, se organizarán de forma más pedagógica en cinco bimestres, como se vienen haciendo desde hace mucho tiempo en la mayor parte de los países más avanzados de Europa".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha