eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Santander honrará este lunes a su patrona, la Virgen del Mar

Santander honrará este lunes, 16 de mayo, a su patrona, la Virgen del Mar, con una serie de actos que comenzarán a las 09.00 horas con una misa en la Ermita.

- PUBLICIDAD -

La procesión de la imagen de la Virgen, desde la parroquia de San Román hasta la ermita en la Isla, comenzará a las 10.45 horas y en ella estará el Obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, y diversas autoridades, entre ellas, el alcalde, Íñigo de la Serna, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

A las 12.00, una vez llegada la imagen de la Virgen a la Isla, el Obispo oficiará una misa, durante la cual, y como es tradición será la renovación del Voto el Cabildo Catedralicio y la Corporación municipal.

La ceremonia finalizará con el himno a la Virgen del Mar que dará paso a la procesión alrededor de la Ermita, dejando la imagen en su camarín. Habrá una ofrenda floral a la Virgen y actuará el Coro Ronda La Encina.

La colecta de la misa se destinará a Cáritas Diocesana y Cáritas Parroquial.

PATATAS A LA CAMPURRIANA

Los actos matutinos acabarán con una degustación de patatas a la campurriana, ofrecida por el Ayuntamiento de Santander, rememorando la tradición de compartirlo con los romeros que acudían para celebrar el Voto a la Virgen del Mar, del que se habla ya en un documento de 1.533, y que en la actualidad se sigue cumpliendo cada año el primer lunes después de Pentecostés.

Esta comida campestre estará amenizada por la música tradicional del Grupo La Hila de Vadinia.

Las actividades continuarán en horario de tarde y estarán especialmente dirigidas al público familiar. Así, a las 15.30 horas, los más pequeños podrán participar en 'Pin, Pon y la Isla del Tesoro', una yincana que incluirá actuaciones y animación infantil. Posteriormente, a las 17.30 horas, actuará el grupo Hermanos Cosío, y la jornada finalizará con una romería que dará comienzo a las 18.30 horas.

"Espero que sean muchos los santanderinos que a pesar de celebrarse en día laboral, puedan acercarse hasta la Virgen del Mar para disfrutar de una de sus fiestas más populares y queridas", ha afirmado De la Serna.

DE LA SERNA "DA POR HECHO" QUE SOLO EL PP ASISTIRÁ

Respecto a la participación de representantes municipales en la Festividad de la Virgen del Mar, De la Serna, en un comunicado, ha afirmado que "da por hecho" que el PP será el único partido que asista este año a esta festividad.

Para justificar esta afirmación, el alcalde ha señalado que solo el PP votó en contra de una moción que IU llevó recientemente al Pleno municipal en la que se proponía la adhesión de Santander a la Red de Municipios Laicos y que fue apoyada por Ganemos y el PSOE. En ella, se mencionaba explícitamente la imposibilidad de los representantes municipales de participar en actos religiosos.

HISTORIA DE LA VIRGEN DEL MAR

La leyenda más persistente asegura que la talla de madera de la virgen (es gótica de finales del siglo XIII, principios del XIV) apareció flotando sobre una tabla entre las rocas de la costa, procedente de alguna nave hundida.

Cuando apareció, los vecinos quisieron hacerla un santuario en Rostrío, pero según otra leyenda los materiales de la obra aparecían por la noche en la isla en la que finalmente se construyó la ermita (alrededor del año 1400).

En cuanto al origen del voto del Ayuntamiento y el Cabildo Catedralicio a la Virgen, hay una escritura del año 1467 en la que ya se habla del cumplimiento del voto.

A lo largo de la Historia en múltiples ocasiones se ha recurrido a esta Virgen para que intercediera ante situaciones que asolaban la ciudad.

En diciembre de 1596 Santander padeció una epidemia de peste muy grave, que trajo un barco holandés procedente de Flandes. Para evitar el contagio, el Ayuntamiento puso todos sus medios al alcance de los vecinos: médicos, cirujanos, cerró las puertas de las murallas, mandó regar calles con vinagre, hizo rogativas a Santos Mártires, San Matías, San Roque, etcétera, pero a la vista del poco éxito, decidió trasladar la imagen de la Virgen del Mar a la Iglesia Mayor.

A finales de mayo de 1597 y gracias a la intercesión de la Virgen, la epidemia desapareció.

En 1848 la ciudad padeció una importante sequía que dañó todas las cosechas en la provincia y se decidió hacer una rogativa a la Virgen. Ese mismo día comenzó a llover a raudales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha