eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Santander reconoce la "grandeza" de La Caridad en su centenario

El Ayuntamiento de Santander ha reconocido la "grandeza" de la Residencia de La Caridad entregando a esta institución la Medalla de Oro de la ciudad con motivo de su centenario, cien años en los que el edificio situado en la calle Alta se ha convertido en un referente en atención gerontológica.

- PUBLICIDAD -

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha hecho entrega de la Medalla de Oro a presidente de La Caridad, Domingo Salas, en un acto que se ha celebrado este miércoles en el Paraninfo de La Magdalena y que ha tenido lugar mientras los 212 residentes se encontraban tomando la cena.

En su intervención, De la Serna ha tenido un recuerdo para ellos y especialmente para las siete abuelas centenarias que residen en La Caridad, quienes ha estado seguro de que "deleitarán con su conversación" al resto de residentes.

El regidor municipal ha destacado que La Caridad celebra en este año el centenario de su reconocimiento como "entidad benéfica de carácter particular", que tuvo lugar en el año 1916, si bien sus orígenes se remontan a 1890, cuando el Ayuntamiento de Santander creó un pequeño asilo para mendigos y niños abandonados en el antiguo hospital municipal de Calzadas Altas.

En 1903 un incendió acabó con el asilo, que hubo de ser reconstruido y reformado y diez años más tarde, en 1913, el Ayuntamiento encargó su gestión a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, cuya orden prestó servicio en el centro hasta 2012. A partir de 1916, el centro desarrolla una ingente actividad asistencial, dirigida primero a niños y personas necesitadas y, posteriormente, al cuidado y asistencia a personas mayores.

En la actualidad, el centro cuenta con unas instalaciones de más de 12.000 metros cuadrados, que acogen una residencia, que atiende a 271 personas, y un centro de día, con 40 plazas. La plantilla está formada por 145 profesionales, que prestan a los usuarios del centro una atención integral y un trato personalizado y adecuado a sus circunstancias vitales y físicas.

El alcalde ha agradecido en nombre de la ciudad la labor que desarrolla La Caridad, a quien ha deseado, al menos, otros 100 años más de trayectoria ejemplar en la capital cántabra.

Posteriormente, ha tomado la palabra el presidente de La Caridad, que ha agradecido el reconocimiento del Ayuntamiento no sólo a la institución sino a las "miles de personas que en estos cien años de vida de la residencia han estado de una forma u otra ligadas" a su historia.

"Residentes y sus familias, trabajadores, socios, benefactores, directores y miembros de consejos directivas, todos ellos participan de este reconocimiento, y yo se lo quiero dedicar a cada uno, porque entre todos han mantenido un siglo de solidaridad, de entrega a los demás, de trabajo y esfuerzo", ha dicho Salas.

Entre todos ellos, ha tenido un recuerdo especial para las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul y sus predecesores en el cargo, Jesús Ceballos y Ramón Sánchez Mier, que también han acudido a este acto, en el que se han puesto de manifiesto los "fuertes vínculos" entre la ciudad y la residencia.

"La historia común entre La Caridad y Santander se ha desarrollado siempre en el plano del compromiso y la solidaridad de unos y otros, y hoy estos valores que nos han unido y que hemos compartido, se rubrican con esta medalla de oro, que aceptamos orgullosos y con el firme propósito de honrar este reconocimiento y mantener el espíritu de labor social que nos ha guiado y nos ha traído hasta la actualidad", ha enfatizado el presidente de la institución.

Además de Salas y dos de los expresidentes de La Caridad, también han acudido la directora, Soledad Berasategui, y miembros del actual Consejo Directivo, que han estado arropados por la Corporación municipal en este acto que ha concluido con la proyección de un documental sobre los 100 años de La Caridad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha