eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Los santanderinos celebran una Virgen del Mar salpicada por las polémicas políticas

Representantes políticos de Ayuntamiento y Gobierno rescatan la polémica sobre la no festividad del día y el debate sobre la laicidad

- PUBLICIDAD -

La celebración este lunes de la Virgen del Mar, patrona de Santander, se ha visto salpicada por las polémicas políticas, que, en esta ocasión, han versado en torno a la no festividad del día, cuestión sobre la que el Ayuntamiento de la capital cántabra (PP) y el Gobierno regional (PRC-PSOE) mantienen posturas dispares, y al debate sobre la laicidad.

Sin embargo, hoy ha sido el presidente de la Hermandad de la Virgen del Mar, Jesús Ceballos, el que primero se ha referido a la primera de las polémicas al considerar una "pena" que este día no se pueda celebrar "como debe ser la patrona de una ciudad" debido --ha dicho-- a que el Gobierno de Cantabria no ha designado este año el Día de Santiago (25 de julio), también patrón de Santander, como fiesta regional, con lo que el Ayuntamiento ha tenido que nombrarlo fiesta local en detrimento de la Virgen del Mar.

"Estaba deseando llegar al Gobierno el que llegó para quitarnos la fiesta ese señor", ha aseverado Ceballos.

A renglón seguido, el alcalde de Santander también ha lamentado que la Virgen del Mar se celebre en un día que no es fiesta, lo que, según ha dicho, hará que "muchos santanderinos" no puedan participar de ella.

"Lamentablemente, hemos hecho todo lo que hemos podido pero el Gobierno, con algunos miembros también presentes, decidieron que este día no debía ser fiesta en el calendario festivo de la región", ha criticado.

Por estas palabras del presidente de la Hermandad y del alcalde en torno a la no festividad del día ha sido preguntado a posteriori el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que se ha incorporado a la procesión más tarde, no desde la parroquia de San Román de la Llanilla sino a la altura del Cementerio de Ciriego.

"¡Cómo voy a querer yo quitar nada! Ojalá tuvieramos otras dos fiestas más pero es lo que hay", ha dicho Revilla en respuesta al presidente de la Hermandad.

Revilla se ha limitado a explicar que el Gobierno de Cantabria puede designar fiesta regional solo dos días y por ello ha decidido designar la Bien Aparecida, la patrona de Cantabria (15 de septiembre), y el Día de las Instituciones Cántabras (28 de julio), que es el que ha sustituido a Santiago como fiesta regional, que sí lo fue en la legislatura en la que el PP ha gobernado la región.

El presidente ha recordado que la conmemoración del Día de las Instituciones, que se celebra en Puente San Miguel (Reocín), es una conmemoración que en su día aprobó por unanimidad de todos los partidos con representación en el Parlamento de Cantabria.

"Si tuvieramos tres, o cuatro o cinco... pero hay dos días", ha dicho Revilla, que ha apuntado que el Ayuntamiento de Santander también podía haber nombrado festivo local Santiago, como así lo ha hecho, y la Virgen del Mar, en lugar de los Santos Mártires (30 de agosto).

Revilla ha recordado que él "siempre" acude a celebrar la Virgen del Mar y ha avisado de que "lo seguirá haciendo". "Me encantaría tener un hueco más... no para esta, que hay más gente que pide más fiestas, pero son dos las que se pueden dar", ha afirmado en relación a la designación de más festividades regionales.

EL DEBATE SOBRE LA LAICIDAD

A la otra polémica sobre la fiesta, la relativa a la participación que debe tener el Ayuntamiento y sus representantes en conmemoraciones de tipo religioso, ha aludido el alcalde de Santander.

Ya el domingo, De la Serna, en un comunicado, afirmó que "daba por hecho" que de todos los grupos de la Corporación municipal (PP, Ciudadanos, PRC, PSOE, IU y Ganemos) solo acudirían representantes del Partido Popular a la vista de que habían sido los únicos que recientemente habían dicho 'no' a una moción de IU en el Pleno del Ayuntamiento, que apoyaron el PSOE y Ganemos, para reclamar que Santander se adhiriera a la Red de Municipios por un Estado Laico.

Este lunes De la Serna lo ha vuelto a recordar y ha dicho que la fiesta de la Virgen del Mar se ha podido celebrar "por los pelos" ya que si el equipo de Gobierno municipal del PP se hubiera abstenido, o votado a favor, "esto no habría podido celebrarse" ya que --ha explicado-- para hacer posible esta conmemoración, el Consistorio aportada recursos económicos a la Hermandad.

De la Serna ha recordado que en la exposición de motivos de la moción se demandaba que desde el Consistorio no se promovieran "ni ritos ni celebraciones religiosas de ningún tipo, siendo todos los actos organizados por Ayuntamiento exclusivamente de carácter civil"

En ella, entre otros puntos, también se pedía que "los miembros de la Corporación y el personal al servicio de la Administración municipal no mostrarán en el ejercicio del cargo y sus funciones ningun gesto de sumisión o veneración de personas o imágenes religiosas, ni participarán en función de su cargo en dichas manifestaciones religiosas".

También se demandaba que el Ayuntamiento no se encomendara al santoral, imágenes o ritos religiosos.

"Este no es un acto de carácter civil, es de carácter religioso. Vamos a llevar una virgen , con eso lo digo todo", ha dicho De la Serna, que se ha mostrado "encantado" de poder celebrar la patrona de Santander, una "celebración histórica que se va a seguir haciendo". "Hoy vamos a participar, pero como Dios manda, nunca mejor dicho, en un acontecimiento eminentemente religioso", ha añadido.

De la Serna ha subrayado el hecho de que a la fiesta de la Virgen del Mar hayan acudido algunos representantes del PSOE de Santander cuando apoyaron la moción, que finalmente no salió adelante.

Uno de los concejales del PSOE que ha acudido ha sido Pedro Casares, portavoz del grupo municipal socialista, que ha acusado a De la Serna de "tergiversar la realidad" y ha apuntado que a lo que los socialistas votaron 'sí' en aquel Pleno municipal es que las instituciones tienen que "promover separar la religión de los poderes públicos".

"El PSOE, desde luego, nunca ha dicho que no se puedan celebrar este tipo de actos. Desde luego hoy estamos aquí celebrando con todos los vecinos y con todo San Román la patrona de Santander, la Virgen del Mar, y eso no quita para que el Ayuntamiento de Santander pues camine de la mano con todas las confesiones religiosas pero sabiendo separar los poderes públicos de la actividad religiosa de la intimidad de la gente", ha dicho.

Sobre el hecho de que se destinen fondos municipales a apoyar este tipo de celebraciones, Casares ha señalado que el Ayuntamiento "puede colaborar" con las asociaciones de vecinos de los barrios en el fomento de actividades propias de la cultura santanderina o de la Historia, "Eso el PSOE en ningún momento lo ha puesto en duda, sí se parar lo público de lo religioso", ha aclarado Casares.

Para el también secretario general del PSOE de Santander, el papel que deberían de jugar este lunes los representantes municipales, incluido el alcalde, debería ser el de acompañar a los vecinos en esta fiesta y ser "uno más".

También a esta fiesta ha acudido la vicepresidenta regional y secretaria general del PSOE cántabro, Eva Díaz Tezanos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha