eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Un "sofisticado modelo" de información permitirá mejorar la seguridad en las carreteras

El proyecto estará dirigido por el catedrático casytillo Ron y es fruto de un convenio entre Gesvican, la UC y la Academia de Ingeniería

- PUBLICIDAD -
Un "sofisticado modelo" de información permitirá mejorar la seguridad en las carreteras

La Consejería de Obras Públicas va a disponer de un "sofisticado modelo" de información para mejorar la seguridad vial en la red de carreteras autonómicas, que se espera exportar al resto de España y del mundo.

El proyecto, dirigido por el catedrático de Matemática Aplicada y Ciencias de la Computación de la Universidad de Cantabria (UC), Enrique Castillo Ron, es fruto de un convenio de colaboración firmado este viernes entre la sociedad pública Gesvican, la UC y la Fundación de la Academia de Ingeniería Pro Rebus Academiae.

Se trata de una novedosa iniciativa que incorpora un nuevo I+D+i en las carreteras y supone "un salto" en los análisis que hasta ahora se venían haciendo en la detección de los posibles puntos negros, en base al número de víctimas o de accidentes.

Así lo ha explicado el consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, que ha destacado la importancia del proyecto y ha subrayado que "estamos ahora ante algo más sofisticado", ya que se van a analizar, en términos de probabilidades, el proceso de los accidentes y las distintas variables que influyen.

Todo ello, ha detallado, basado en un sistema que el profesor Castillo Ron "conoce muy bien" y que "analiza todo esto en función de probabilidades condicionadas, y supone algo único y novedoso que nunca se ha hecho" y que se espera exportar, tras su inicio en un tramo de la red autonómica, al resto de Cantabria y de España.

Junto con el consejero han firmado el convenio el rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, y Elías Fereres, en representación de la Fundación Pro Rebus Academiae (FPRA). Al acto han asistido también el gerente de Gesvicán, José Orruela, y Castillo Ron, que actuará como director investigador del proyecto, que será desarrollado por un equipo de la FPRA y de la UC.

Por parte de la UC, el rector ha resaltado "el interés de colaborar con el Gobierno de Cantabria para poder ser útiles a través de la experiencia que aportará el equipo del profesor Castillo".

Este último ha avanzado la intención de "extender esta iniciativa a otras partes de España y del mundo, ya que se trata de una idea muy interesante que valora las probabilidades de que ocurra un accidente en cada uno de los lugares".

Por ejemplo, ha detallado, "a través de una cámara instalada en un coche que recogerá una serie de imágenes de las carreteras de Cantabria que, posteriormente, se analizará en el despacho para analizar todos los puntos peligrosos y las posibles causas de accidentes para su detección, inclusión en el modelo, y cuantificación de las probabilidades de que ocurran".

De esta manera, se detectarán los puntos más peligrosos de la red de carreteras de Cantabria y, además, se optimizarán los recursos a través de la incidencia en los lugares que ya se conocen como más peligrosos.

El objetivo final es el de incorporar todas las vías de la red de carreteras de Cantabria al programa de análisis, empezando por las más importantes o por aquellas en las que se hayan detectado puntos de especial peligrosidad e identificar y determinar las probabilidades de accidentes en los puntos más críticos de la red.

DATOS TÉCNICOS

El desarrollo de este proyecto aportará una nueva metodología, análoga a la aplicada ya por los mismos autores para el caso del estudio de la seguridad en los ferrocarriles, que permite cuantificar las probabilidades de incidentes severos en cada uno de los puntos de la red de carreteras en los que existe un peligro identificado.

Como resultado, podrán ordenarse estas probabilidades y programar una corrección, en caso de que sea necesaria, para reducirlas, así como programar los planes de mantenimiento de forma que se optimicen los medios disponibles para no malgastar en acciones con consecuencias en zonas menos peligrosas cuando, quizás, aún no se han resuelto las de mayor riesgo.

En resumen, el procedimiento propuesto se fundamenta en el análisis probabilista de la seguridad mediante un modelo markoviano-bayesiano, compuesto por una sucesión de subredes bayesianas, que corresponden a cada uno de los elementos que aparecen en la carretera (señales de tráfico, cruces, rotondas, entradas y salidas de viaductos y túneles, entradas y salidas de fincas, cambios de rasante, tramos sin señales, terraplenes, taludes, etc.) y que tienen en cuenta las calidades del firme, anchuras de carriles y arcenes, etc. así como las frecuencias de situaciones meteorológicas adversas (lluvias, nieve, hielo, etc.) que ponen en peligro la seguridad de la circulación de vehículos y peatones.

Del análisis preliminar realizado puede destacarse la siguiente lista de variables que intervienen en la seguridad: cansancio del conductor, estado de atención, señales de tráfico, decisiones y errores del conductor, estado del firme, fallos técnicos en la operación, el vehículo, el terreno y la infraestructura, cruces de carreteras, entradas y salidas en rotondas, pasos inferiores y superiores, ocurrencia de accidentes y presencia de lluvias, nieve o hielo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha