eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Acusado de matar a una bebé en Almería dice que lo ocurrido fue un accidente

- PUBLICIDAD -
Acusado de matar a una bebé en Almería dice que lo ocurrido fue un accidente

Acusado de matar a una bebé en Almería dice que lo ocurrido fue un accidente

Jonathan Moya, el presunto asesino de Miriam, la bebé de 16 meses de Palma del Condado (Huelva) hallada muerta en Fiñana (Almería) en 2012, ha declarado hoy en el juicio que se siente "responsable por todo lo que ha pasado", pero que no mató a la niña y que fue un accidente.

Durante la primera sesión de la vista oral con jurado popular, celebrada en la Audiencia Provincial de Almería, Moya ha dicho que se llevó a la niña sin autorización de la madre, a la que había convencido para que viajase de Huelva a Almería diciéndole que le iba a regalar un traje para el bautizo, aunque ha asegurado que solo quería "darle un susto" y "no tenía intención de hacer nada malo".

Ha inculpado a su amigo Raúl Ríos, desimputado en la causa, y ha dicho que fue este el que propuso deshacerse de la niña después de que se cayera de una mesa en un cortijo de Fiñana (Almería) donde Moya había llevado a la pequeña.

Ha relatado que la bebé se cayó al suelo desde una mesa cuando iba a cambiarle los pañales, por lo que la cogió y empezó a "echarle agua en la frente" y la tumbó en el sofá.

Después llamó a su amigo porque estaba "asustado", ya que la Guardia Civil lo estaba buscando, y que cuando Raúl vio a la niña inconsciente, le dijo que "ahora no valía un duro" y le propuso tirarla.

Moya ha añadido que previamente al secuestro, su amigo le manifestó que "hay gente que da 50.000 euros por niños", aunque ha precisado que "no íbamos a venderla, queríamos estafar a esa persona, pero todo eso fue cosa de Raúl".

Tras la caída de la niña, Moya ha mantenido que quería llevarla a un ambulatorio porque "no estaba muerta", pero el amigo decía lo contrario y fue "el que la lió".

Ha relatado que después caminaron hasta una balsa, en la que días después fue encontrada la bebé, donde su amigo envolvió el cuerpo con papel film cogió piedras y las metió con la niña en un bolso antes de lanzarlo al agua.

También ha señalado que él quería confesar, pero su amigo le pegó un empujón y le dijo que "había que echarle cojones y que me callara", ha afirmado Moya, quien ha declarado que se sentía "nervioso, paralizado, estaba muy mal".

El abogado defensor, José Ramón Cantalejo, ha sostenido que su cliente "no asesinó a nadie" y que la niña murió "por una serie de desgraciados hechos concatenados".

Al plantearle por qué escribió una carta desde prisión para exculpar a su amigo, Moya afirma que éste le prometió que "le ayudaría fuera", y que la familia de Raúl Ríos "mandó ropa y dinero" a la madre de su hijo, y que incluso le ofrecieron "una gran cantidad de dinero" a cambio de que lo exculpase.

El fiscal acusa al procesado de un delito de asesinato con alevosía, por el que pide una pena de 20 años de prisión y orden de alejamiento de 500 metros durante 30 años de Gema María Cuerda, la madre de la bebé, que había entablado una relación con el acusado a través de internet. Asimismo pide otros 6 años de cárcel por un delito de detención ilegal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha