eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Amnistía Internacional acusa a Al Asad y a los rebeldes de lesa humanidad por sitiar ciudades sirias

- PUBLICIDAD -
Amnistía Internacional acusa a Al Asad y a los rebeldes de lesa humanidad por sitiar ciudades sirias

Amnistía Internacional acusa a Al Asad y a los rebeldes de lesa humanidad por sitiar ciudades sirias

Las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, y las facciones rebeldes han cometido "crímenes de lesa humanidad" por su táctica de sitiar ciudades controladas por el enemigo y después forzar el desplazamiento de civiles, denunció hoy Amnistía Internacional (AI).

La ONG hizo esta acusación en el informe "Rendirse o morir de hambre", en el que analiza cuatro casos de los llamados "procesos de reconciliación nacional", acuerdos que implican la evacuación de los civiles y combatientes que habitaban en una ciudad asediada por fuerzas enemigas.

Esos procesos son, en la práctica, acuerdos de rendición que se alcanzan tras negociaciones entre las autoridades y grupos rebeldes locales.

Normalmente se han implementado en áreas rodeadas por las fuerzas gubernamentales, como la ciudad de Alepo y el barrio Al Waer en Homs, aunque también se han dado casos -los pueblos de Fua y Kefraya- en donde se produjeron evacuaciones forzosas tras el asedio de facciones islámicas, entre ellas el Organismo de Liberación del Levante, la exfilial siria de Al Qaeda.

Estas operaciones forman parte de "un ataque sistemático y generalizado contra civiles", lo que "constituye crímenes de lesa humanidad", dijo el director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y el Norte de África de AI, Philip Luther, en un comunicado.

Por lo general, las fuerzas gubernamentales sitiaban las zonas rebeldes durante meses, impidiendo la entrada de suministros, y las sometía a bombardeos y fuego de artillería, para forzar a los asediados a aceptar la rendición.

AI documentó casos graves, como los disparos "indiscriminados" contra Fua y Kefraya por parte de la exfilial de Al Qaeda y la quema de los campos de cultivo que rodeaban Madaya, por parte del grupo chií libanés Hizbulá, que apoya a Al Asad.

En muchos casos, los asediados han sufrido desnutrición, algunos han muerto de inanición u otras enfermedades relacionadas y los desplazamientos forzosos posteriores han obligado a miles de personas a vivir en condiciones "penosas" y a enfrentarse al "desarraigo".

Actualmente la región de Guta Oriental, el principal bastión opositor a las afueras de Damasco, está sometida a un férreo asedio que impide la entrada de alimentos o de ayuda humanitaria y que ha provocado varias muertes por desnutrición.

En esa región, donde según la ONU residen 390.000 personas, lleva asediada desde el 10 de octubre de 2013 aunque el cerco se ha estrechado en los últimos cinco meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha