eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bono revela que el único suspenso del rey fue que no supo pintar la bandera de Falange

- PUBLICIDAD -
Bono revela que el único suspenso del rey fue que no supo pintar la bandera de Falange

Bono revela que el único suspenso del rey fue que no supo pintar la bandera de Falange

El expresidente del Congreso José Bono revela en sus diarios algunas de sus conversaciones con el rey, cuyo único suspenso fue en "Formación del Espíritu Nacional", cuando no supo dibujar una bandera de Falange; "creo que pinté una bandera republicana y me suspendieron", le contó.

Bono recoge esta anécdota en el primer tomo de sus diarios, que publica este martes Planeta con el título "Les voy a contar" y en el que desgrana encuentros con los miembros de la familia real.

En varios capítulos, a los que ha tenido acceso Efe, el expresidente castellanomanchego reproduce historias del monarca, que recuerda, por ejemplo, que cuando se examinaba de bachiller pasaba vergüenza, porque se trataba de pruebas orales y sus compañeros, en ocasiones, "pateaban o protestaban" su presencia, "sin duda alimentados por padres falangistas".

Recuerda también el monarca en presencia de Bono su primer encuentro con Francisco Franco: "Tenía ocho años y me llevaron al despacho del caudillo. Yo me distraje un poco porque vi pasar un ratón y, por lo visto, aquello no gustó a Franco: 'Este chaval no hace caso a lo que se le dice'. Ya me contarás si no era para distraerse ver un ratón en El Pardo".

El diario dibuja también escenas del 23F, como cuando el rey cuenta, según recoge Bono, que no se fiaba de algunos generales, pero que tenía que "disimular para que no estallara el país". "Si no hubiésemos sido prudentes, nos explota España en las manos", añade el monarca.

Durante un viaje a Barcelona, la infanta Pilar, hermana del rey, también le relató detalles de la jornada del golpe de Estado, que pilló a la infanta Margarita dormida.

"Mi hermana tiene la virtud de dormirse en una silla sin descomponer su figura y así estaba el 23F cuando se produjo un tremendo ruido que la despertó y, sorprendida, gritó al rey: '¡Los tanques, Juanito! Manda que me suban unos huevos fritos, que a mí me llevaran presa los militares, pero no me cogerán con el estómago vacío, ¡coño!".

Según la infanta Pilar, el general Alfonso Armada era un "maleducado" que "permanentemente dejaba con la palabra en la boca" a su hermana en las tertulias. "Claro, con ella lo conseguía porque era ciega, pero conmigo no", le dijo a Bono.

El rey encomendó a la infanta Pilar que informara a don Juan de lo que estaba ocurriendo en Madrid, ya que se encontraba muy preocupado en Estoril y ella, explica, lo hizo "contándole lo que yo creía que estaba pasando, ya que a mi hermano no se le podía preguntar".

Dos meses antes de morir don Juan, Luis Reverter, entonces en Presidencia del Gobierno, regresa de Zarzuela y le apunta que el padre del rey no está tan mal como se ha dicho, "se ha levantado de la cama, está jugando a las cartas y pronto pedirá una ginebra".

El rey había decidido enterrar a su padre en el Panteón de los reyes de El Escorial y Reverter tenía un cartapacio con el protocolo de la ceremonia, incluso con los invitados al sepelio. "¡Estos Borbones son ciertamente especiales! Hasta se preocupan de a quién debe invitarse a sus entierros", destaca Bono.

(Los extractos del libro de José Bono pueden consultarse en la siguiente dirección: http://goo.gl/QrCpZ)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha