eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Centro Georges Pompidou de París inicia en Málaga su primera colaboración internacional duradera

- PUBLICIDAD -

El Centro Georges Pompidou, un colorido y rompedor edificio en el corazón de París que lleva más de tres décadas funcionando como núcleo del arte moderno y contemporáneo de la capital francesa, iniciará a través de un apéndice en Málaga su primera colaboración internacional de larga duración.

La ciudad que vio nacer a Pablo Picasso, vector imprescindible entre el arte moderno español y francés, se dispone a habilitar un espacio de 6.000 metros cuadrados en la zona del puerto malagueño, en la que se mostrarán setenta obras de su colección permanente y se programarán exposiciones temporales.

Se trata de la primera antena estable fuera de Francia de un espacio cultural dirigido por Alain Seban que cada año visitan en París más de cinco millones de personas y que prosigue así con su estrategia de desdoblarse más allá de la corona parisina.

En mayo de 2010, el Pompidou inauguró una sucursal en la ciudad de Metz, en el norte de Francia, a imagen de lo que había hecho en 1997 el Museo Guggenheim con su estandarte bilbaíno.

El centro de Metz, cuyas obras contaron con un presupuesto de 69,3 millones de euros, fue concebida por los arquitectos Shigeru Ban y Jean de Gastines y dedica sus 5.000 metros cuadrados al arte del siglo XX y XXI.

En 2012 lo visitaron 475.000 personas, afluencia que se apoya en la ubicación geográfica de esa ciudad de unos 125.000 habitantes: a cuarenta minutos en tren de Luxemburgo y a menos de tres horas por carretera de Fráncfort (Alemania), Basilea (Suiza) y Bruselas.

El proyecto de internacionalización del Pompidou en Málaga supone la primera vez que ese museo acuerda establecerse de manera prolongada fuera de Francia, según comentaron a Efe sus responsables, y se anuncia a poco más de un año para que en 2015 el Louvre abra su espejo museístico en Abu Dabi.

La mayor pinacoteca de Francia ya inauguró justo ahora hace un año una filial en la también francesa Lens, municipio con una población cercana a los 35.000 habitantes que, a punto de cumplir un año de actividad, ha recibido cerca de 900.000 visitantes.

El rompedor diseño del Centro Pompidou de Metz suscitó algunas reservas y no faltaron quienes lo llamaron "la casa de los pitufos", al entender que guardaba cierta semejanza con una seta monumental.

Pero también generó críticas en su día el peculiar diseño del museo original, construido por el arquitecto italiano Renzo Piano y su colega británico Richard Rogers a iniciativa del presidente de Francia Georges Pompidou (1911-1974) e inaugurado en 1977 por el entonces jefe del Estado francés, Valéry Giscard D'Estaing.

"La fábrica de gas" o "la refinería", lo llamaron despectivamente los detractores de instalar en el barrio parisino de Le Marais un edificio que rompía completamente con la línea arquitectónica haussmanniana del centro de París.

Las llamativas tuberías de colores y estructuras metálicas que revisten el edificio desataron una fuerte polémica inicialmente, pero actualmente se ha convertido en la institución más frecuentada de Francia, después del Museo del Louvre y la Torre Eiffel, con más de 150 millones de visitantes desde su apertura.

El centro, considerado el más importante del mundo de su género junto con el Museo de Arte Moderno de Nueva York, cuenta con un importante fondo de museo dotado de unas 90.000 obras, lo que convierten su colección en la mayor de Europa de su género, según sus responsables.

Entre esos trabajos se cuentan trabajos de Kandinsky, Matisse, Chagall, Léger, Picasso, Miró, Dalí, Dubuffet o Klein.

Javier Albisu

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha