eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

China comenzará el 8 de noviembre su proceso de transición en el poder

- PUBLICIDAD -
China comenzará el 8 de noviembre su proceso de transición en el poder

China comenzará el 8 de noviembre su proceso de transición en el poder

El esperado XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh) se inaugurará el 8 de noviembre, con lo que se abre un proceso de transición en el país del que saldrán los líderes que dirigirán la segunda potencia del mundo durante los próximos diez años.

Una reunión del Politburó, encabezada por el secretario general del Partido y jefe de Estado, Hu Jintao, propuso la fecha en una reunión celebrada hoy, según informó la agencia de noticias oficial Xinhua.

El número ocho, el día elegido para comenzar el Congreso, está considerada una cifra de buena suerte en China.

El Congreso decidirá quiénes serán los representantes de la "sexta generación" de líderes que encabezarán el país durante los próximos diez años, después de una década que ha tenido al frente a Hu Jintao.

Así, nombrará a los nuevos integrantes del Comité Permanente del Politburó, el máximo órgano dirigente del Partido que controla todas las instancias de poder en el país.

En los últimos años el Comité ha contado con nueve miembros, aunque los analistas especulan con que se podría recuperar la tradición anterior y reducir sus integrantes a siete.

A su frente quedaría el vicepresidente del país, Xi Jinping, a quien todas las apuestas dan por seguro que el Congreso nombrará como nuevo secretario general del Partido, en sustitución de Hu Jintao.

En el proceso de transición gradual que reemplaza a los líderes en China, se espera que Xi releve a Hu la próxima primavera en la Jefatura de Estado. Posteriormente se haría cargo de la Comisión Militar Central, el órgano que controla las Fuerzas Armadas.

En este proceso se espera también que el actual viceprimer ministro Li Keqiang quede nombrado jefe de Gobierno, en sustitución de Wen Jiabao.

Quiénes ocuparán los influyentes puestos en el Comité Central del Partido ha sido objeto de intensos debates y negociaciones entre las distintas facciones de poder en esta formación -y motivo de innumerables conjeturas entre los analistas.

La desaparición de la vida pública de Xi durante quince días a principios de este mes, por causas nunca explicadas oficialmente, dio pábulo a todo tipo de conjeturas, incluida la posibilidad de luchas internas de última hora dentro del Partido.

Los debates de los líderes ya se habían visto complicados este año por el escándalo en torno al dirigente defenestrado Bo Xilai.

Inicialmente los analistas calculaban que el Congreso se celebraría en octubre. Que tenga lugar finalmente en noviembre, más tarde de lo esperado puede deberse, al menos en parte, al caso, aunque algunos medios también achacan el aparente retraso a las tensiones con Japón en torno a la soberanía de las islas Diaoyu.

Precisamente, la fecha de inicio del Congreso se ha dado a conocer de modo simultáneo al anuncio de la expulsión del Partido de Bo y su entrega a la Justicia.

En la sesión de hoy, el Comité Permanente revisó el caso del ex secretario general del Partido en la ciudad de Chongqing, al que acusa de abuso de poder, corrupción y relaciones inapropiadas con una serie de mujeres a lo largo de su carrera política.

Bo fue cesado el pasado marzo, al tiempo que se conocía que su esposa, Gu Kailai, era sospechosa en la muerte del empresario británico Neil Heywood el pasado noviembre.

Gu fue condenada a muerte en agosto, aunque su sentencia quedó aplazada, algo que en la práctica evita su ejecución.

Hasta el estallido del escándalo, se daba por seguro que Bo, tan carismático como ambicioso y hasta su caída en desgracia uno de los políticos más populares del país, sería uno de los miembros del Comité Permanente del Partido.

Dentro del Partido, Bo representaba una corriente populista y defensora de valores del maoísmo, que había despertado suspicacias entre otras facciones del régimen.

Según Xinhua, el Congreso revisará en noviembre la labor del Partido en los últimos cinco años y examinará "cuidadosamente la situación nacional e internacional, y tendrá en cuenta los nuevos requisitos para el desarrollo del país y las nuevas expectativas del partido".

El Congreso "hará planes estratégicos para el avance de la reforma y la apertura de China y el impulso para la modernización socialista", agregó Xinhua.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha