eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Corbyn apuesta por unificar el Laborismo tras ganar con casi 62 % de votos

- PUBLICIDAD -
Corbyn apuesta por unificar el Laborismo tras ganar con casi 62 % de votos

Corbyn apuesta por unificar el Laborismo tras ganar con casi 62 % de votos

El izquierdista Jeremy Corbyn revalidó hoy su liderazgo al frente del Laborismo con una clara victoria sobre Owen Smith, con el compromiso de reunificar la debilitada formación y luchar por un "verdadero cambio" en el Reino Unido.

Con un 61,8 % del apoyo (313.209 de votos) frente al 38,2 % de Smith (193.229), el veterano político, que afrontaba la oposición de la mayoría de sus diputados, apuntaló cómodamente su mandato, con un margen mayor incluso del logrado cuando salió elegido por primera vez en 2015, del 59,5 %.

El triunfo de Corbyn sobre su rival más centrista tras un tirante proceso de elecciones internas se conoció en Liverpool (norte de Inglaterra), donde mañana se iniciará el congreso anual del partido, sumido en una aguda crisis, acentuada desde el referendo europeo del pasado 23 de junio.

En esta ocasión, Corbyn se impuso al moderado Smith en todos los sectores del electorado: con un 59 % frente al 41 % de los apoyos entre los miembros plenos del partido, con el 70 % frente al 30 % del respaldo entre los simpatizantes registrados y con el 60 % frente al 40 % entre los grupos afiliados, como los sindicatos.

En su primer discurso nada más revalidar su liderazgo, el político, de 67 años, remarcó que es momento de "hacer borrón y cuenta nueva" en las filas laboristas, donde hay más causas "en común" que aquellas que dividen a sus miembros, según dijo.

Tras la agria campaña que precedió a este proceso electoral interno, recordó que el Laborismo tiene el "deber" de "cuidar" a sus integrantes y lamentó que la política haya sido "degradada por el abuso", una práctica ajena, aseguró, a su partido.

El político de perfil socialdemócrata criticó al actual Ejecutivo tory de Theresa May, "una nueva versión del Gobierno de derechas de David Cameron", y se comprometió a luchar contra los planes de los conservadores ofreciendo una "alternativa genuina".

Para ello, "los miembros laboristas deben también trabajar juntos y respetar la opción democrática", dijo.

Por su parte, Owen Smith, prácticamente un desconocido hasta que se presentó como rival de Corbyn, felicitó al líder, de quien destacó su victoria "contundente" y capacidad para "movilizar" a tantas personas en los últimos meses, hasta lograr superar el medio millón de miembros del Laborismo, más que ningún otro partido europeo.

Según su discurso, el resultado de hoy pone en evidencia que el movimiento laborista "continúa dividido", si bien ahora recaerá en Corbyn "sanar las divisiones" y "unir" ese movimiento.

Los sindicatos -principales donantes del partido- mostraron su entusiasmo ante la reelección, aunque admitieron que no se podrá ignorar el reto político que tiene por delante.

El secretario general de Unison, Dave Prentis, opinó hoy que Corbyn "debe mostrar a los escépticos que tiene la habilidad y las ideas para ganar unas elecciones generales", mientras que Mick Whelan, líder del sindicato Aslef, apuntó que es hora de que aquellos parlamentarios que han "socavado" a Corbyn "le respalden".

Esas patentes divisiones en el seno de la formación se tornarán "irreconciliables" si el grupo continúa con sus agrias luchas internas, según alertó el portavoz de Interior del partido, Andy Burham, en declaraciones divulgadas hoy por The Guardian.

Burnham, neutral durante este proceso, recordó que el trato que recibió el pasado año el líder de la formación tras su primera elección fue "espantoso" y opinó que, para sanar las heridas del laborismo, Corbyn deberá también hacer "concesiones".

Entre algunos de los desafíos que afrontará el político figuran la composición en los próximos días de su equipo, tarea que se complica por la ausencia de aliados entre los diputados.

Otra decisión que ha provocado debate es la de si el líder seguirá escogiendo a los miembros de su gabinete en la sombra, como se ha hecho hasta la fecha, o si los diputados y las bases deberán votar.

Según los analistas, su prioridad ha de ser la tan necesaria unificación del Laborismo así como prepararse ante la posibilidad de que la conservadora Theresa May convoque elecciones anticipadas.

También tendrá que establecer el plan de la oposición ante la futura negociación del Ejecutivo británico con Bruselas sobre la salida del país de la Unión Europea (UE), que comenzará en 2017.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha