eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Corea del Norte ignora la oferta de diálogo militar de Seúl

- PUBLICIDAD -
Corea del Norte ignora la oferta de diálogo militar de Seúl

Corea del Norte ignora la oferta de diálogo militar de Seúl

Corea del Norte no ha respondido oficialmente a la oferta planteada por el Gobierno surcoreano para iniciar hoy el diálogo militar entre ambos países, y que fue calificada de "incongruente" por el régimen que lidera Kim Jong-un.

Pyongyang "no ha mostrado su posición por ahora" a través de los canales de comunicación con el país vecino, por lo que la apertura del diálogo que proponía Seúl para hoy es "difícil", según informó en un comunicado el Ministerio de Defensa surcoreano.

El Ministerio, no obstante, señaló que la oferta continúa sobre la mesa y urgió al Norte a responder "lo antes posible" con vistas a reducir la tensiones en la península de Corea y de reabrir los canales militares de comunicación entre ambos países.

Seúl propuso a comienzos de semana que ambos países iniciaran hoy conversaciones militares -las primeras en casi tres años- para aliviar la actual tensión y también un encuentro de sus delegaciones de la Cruz Roja el 1 de agosto para intentar retomar los encuentros de familias separadas por la Guerra de Corea (1950-1953).

El Gobierno surcoreano planteó celebrar la reunión el próximo viernes en la aldea de la tregua de Panmunjom, en la Zona de Seguridad Conjunta (JSA, siglas en inglés), situada en el corazón de la zona desmilitarizada que actúa como división entre Norte y Sur.

Aunque no ha respondido formalmente a la propuesta, Corea del Norte señaló a través de sus medios oficiales que el diálogo no serviría de nada mientras Seúl su política "hostil" y cercana con EE.UU.

"Las autoridades surcoreanas están mostrando una actitud incongruente (al proponer diálogo), mientras continúan bailando con EE.UU. y las huestes conservadoras", argumentaba un editorial del diario norcoreano Rodong Sinmun publicado en la víspera.

"Desechar la confrontación y la hostilidad es una condición previa para abrir la puerta a la reconciliación y unidad de las dos Coreas", añadía el artículo.

Desde su llegada al poder en mayo, el nuevo presidente surcoreano, el liberal Moon Jae-in, ha tratado de mejorar los lazos con Pyongyang, aunque también ha apostado por mantener las sanciones impuestas al régimen de Kim Jong-un por sus continuadas pruebas armamentísticas.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra ya que el conflicto que las enfrentó hace más de sesenta años se cerró con un alto el fuego en vez de un tratado de paz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha