eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diputados escoceses creen que hubiese sido una "vergüenza" negar su referéndum independentista

Dos diputados del Parlamento escocés, uno independentista y el otro contrario a la secesión, han coincidido este martes en el Parlamento en afirmar que hubiese sido una "vergüenza" que el Gobierno británico hubiese rechazado el referéndum independentista que planteaba el Ejecutivo escocés.

- PUBLICIDAD -
Diputados escoceses creen que hubiese sido una "vergüenza" negar su referéndum independentista

En la comisión parlamentaria que estudia el 'derecho a decidir' --donde participan representantes de todos los grupos salvo PP y C's--, han comparecido Stweart Maxwell, del Partido Nacionalista Escocés (SNP), y Patricia Ferguson, del Partido Laborista, y ambos han avalado la estrategia que ha seguido el Ejecutivo que encabeza el conservador David Cameron ante el debate soberanista escocés, y han avalado su actitud de "madurez" democrática.

Tanto Maxwell como Ferguson han destacado que en Escocia, tanto los partidarios como los detractores de la secesión abogan por un referéndum, y han destacado la importancia de que haya habido una entente entre las partes.

Según Maxwell, el Gobierno británico estaba entre el dilema de "trabajar junto al Parlamento escocés o obstaculizar la voz del pueblo", y finalmente abogó por un pacto, el denominado 'Acuerdo de Edimburgo', que se firmó en octubre de 2012 y en el que se establecían las bases para celebrar un referéndum en 2014.

Ferguson ha asegurado que ella es contraria a la independencia, pero está convencida que es necesario celebrar un referéndum, para que cuando este ya se haya producido, el debate deje de estar centrado en el autogobierno y que se sitúe en los "problemas reales de la gente".

La parlamentaria laborista ha dicho que está "encantada" de la actitud del Gobierno británico, ha sostenido que era muy fundamental que hubiese un acuerdo y ha afirmado que sin este pacto, quizás el referéndum se hubiese celebrado pero la situación hubiese sido mucho más complicada.

"Las dos partes han hecho lo que se tenía que hacer: cooperar, trabajar conjuntamente, y todo en beneficio de la población", ha destacado Ferguson, y un mensaje similar ha pronunciado el diputado del SNP.

La parlamentaria laborista ha detallado que un rechazo al referéndum por parte de Londres hubiese implicado una gran decepción: "Estamos muy contentos. No sé qué hubiésemos hecho si se hubiese rechazado".

"LIBRO BLANCO"

Ambos también han resaltado algunas de las particularidades que tendrá el proceso escocés: se va a permitir el voto de los jóvenes de entre 16 y 17 años, y Maxwell ha dado a conocer que la próxima semana el Gobierno de Edimburgo presentará un 'libro blanco' que detallará "lo que puede esperar el electorado en caso que gane el sí" y cómo será el proceso de transición entre 2014 y marzo de 2016, la fecha de la independencia.

"La transición debe ser lo más suave posible, en absoluto queremos un contexto turbulento para los negocios o problemas con los organismos internacionales.

"Queremos una transición suave y pacífica", ha destacado Maxwell, que ha dicho que para él es legítimo un resultado que cuente con la mitad más uno de apoyo popular.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha