eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Durango se querella por delitos de crímenes de guerra y lesa humanidad contra los autores de los bombardeos de 1937

El Ayuntamiento de Durango se ha querellado por delitos de crímenes de guerra y lesa humanidad contra los aviadores italianos que participaron en los bombardeos que entre marzo y abril de 1937, en la Guerra Civil, que causaron más de 300 muertos en la población vizcaína.

- PUBLICIDAD -
Durango se querella por delitos de crímenes de guerra y lesa humanidad contra los autores de los bombardeos de 1937

La alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, en representación de la comisión "1937ko martxoaren 31", ha presentado este martes una querella criminal en los Juzgados de la localidad vizcaína contra los ejecutores de los bombardeos y ametrallamientos que el municipio sufrió los días 31 de marzo, 2 de abril y 4 de abril de 1937.

Antes, la propia alcaldesa, la abogada Anaïs Franquesa y el representante de las Asociación Cultural Durango 1936, Andoni Barreña, junto con el resto de miembros que componen la Comisión, han ofrecido una rueda de prensa en el salón de plenos del Ayuntamiento de Durango donde han expuesto los objetivos, las razones, la argumentación y la justificación jurídica de dicha querella criminal.

Según ha explicado la alcaldesa, "las personas que estamos hoy aquí, venimos trabajado muy duro y durante mucho tiempo para conocer realmente lo que pasó y para reparar en la medida de lo posible lo sucedido". "Hoy, interponemos una querella criminal contra los componentes de l'Aviazzione Legionaria que bombardearon Durango para continuar dando pasos firmes hacia la verdad, la justicia y la reparación", ha indicado.

Irigoras ha subrayado también, que se trata de un "hecho histórico" puesto que "es la primera vez que Durango denuncia las atrocidades franquistas en los tribunales". Además, ha añadido, "lo hacemos con el respaldo unánime de todos los miembros que componemos la Comisión 1937ko martxoaren 31".

La alcaldesa ha recordado que, en el período entre el 31 de marzo y el 4 de abril de 1937, la villa de Durango fue bombardeada "intensamente" por ataques aéreos realizados por el cuerpo de l'Aviazione Legionaria italiana, aunque la villa de Durango "no era zona de frente de guerra". Uno de los objetivos básicos del bombardeo, ha dicho, era "provocar terror entre la población civil".

Los impulsores de la querella han recordado que los bombardeos y ametrallamientos que sufrió Durango causaron más de 300 muertos, cientos de heridos, numerosas casas y edificios destruidos y dañados, y "un terrible miedo entre los durangueses". A su entender, estos hechos, "sin lugar a dudas, constituyen un crimen de lesa humanidad, cuya responsabilidad no prescribe".

Según han indicado, a pesar de las diversas iniciativas que se han seguido para recabar la asunción de responsabilidades del Estado italiano respecto a los bombardeos realizados contra la población de Durango en orden a que este pida perdón de modo público a las víctimas, sus familiares y al pueblo de Durango por estos graves delitos cometidos contra la población civil, "nunca se ha recibido respuesta alguna".

La Comisión de "1937ko martxoaren 31", está constituida por la Corporación Municipal, por los partidos políticos y por diversas asociaciones populares (Gerediaga Elkartea, Ongi Etorri Errefuxiatuak, Kriskitin Dantza Taldea, Ongi Etorri Kovanê, Sociedad de Ciencias Aranzadi y Durango 1936 Kultur Elkartea) y está abierta a la participación de cualquier asociación o vecino.

Antes de presentar la querella, a las 12.00 horas, la Plaza de Ezkurdi ha acogido un homenaje a las víctimas de los bombardeos. Representantes de la Corporación Municipal de Durango, asociaciones del municipio, autoridades de otras instituciones, agentes sociales de la localidad y vecinos de Durango, han llevado a cabo una concentración silenciosa de cinco minutos.

INFORME

A petición del Ayuntamiento de Durango Gerediaga Elkartea elaboró un informe con datos y documentación histórica para avalar los trámites en contra de los responsables de los bombardeos de 1937.

Jon Irazabal ha sido el artífice desde 1984 de las investigaciones que se han llevado a cabo desde la asociación Gerediaga sobre el bombardeo de Durango y la guerra civil en el Duranguesado, y ha sido él la persona que ha coordinado el trabajo de la investigación.

En marzo se visitaron dos archivos para recopilar los datos más importantes para la actuación del Ayuntamiento, el Archivo General e Histórico del Aire (Villaviciosa de Odon - Madrid-), y el Archivio Stato Maggioren Aeronautica Militare Italiana (Roma), donde se encontraron los documentos correspondientes a la aviación que participó en la Guerra Civil Española.

Según han explicado, desde 1984 y en varias visitas se ha encontrado mucha información para la investigación, pero en estas nuevas visitas la documentación encontrada "cobraba especial relevancia para aquellos trámites que se pudieran poner en marcha en contra de los responsables de los bombardeos". En concreto, se estudiaron los diarios de las escuadrillas que participaron en los bombardeos, y los libros técnicos de la actividad de las escuadrillas.

Los impulsores de la querella han destacado que Gerediaga Elkartea "avaló los trámites contra los responsables de los bombardeos con tres aportaciones principales: la identificación de los autores (pilotos) de los bombardeos de Durango, la identificación de los autores de la planificación del bombardeo, y el testimonio que prueba el objetivo no-militar del bombardeo".

Gracias a la información encontrada, sobre todo en Roma, se sumaron nuevos datos a su investigación. Así, han indicado que se pudo conocer "el número y tipo de bombas utilizadas, y, gracias a ello, se constató que en Durango también se utilizaron bombas incendiarias". Asimismo, han precisado, se confirmó que el bombardeo de Durango fue ejecutado por tres bombarderos, mientras que un cuarto bombardero detectó problemas mecánicos y tuvo que volver a la base militar de Soria.

También se ha podido conocer los nombres de los militares italianos que participaron en el bombardeo, ya que los militares italianos que "oficialmente no participaron en la Guerra Civil Española" utilizaban un alias. En la mayoría de los casos se han encontrado los dos nombres, el natural y el alias, han destacado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha