eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Imputados niegan su implicación en botellazo a joven de Madrid en sanfermines

- PUBLICIDAD -
Imputados niegan su implicación en botellazo a joven de Madrid en sanfermines

Imputados niegan su implicación en botellazo a joven de Madrid en sanfermines

Los trece imputados por los altercados previos al lanzamiento del chupinazo de los sanfermines 2010, en los que el joven madrileño José Carlos Arranz resultó herido de gravedad al recibir un botellazo en la cabeza, han negado su participación en los hechos y se han desvinculado del lanzamiento de la botella.

En una sala de la Audiencia Provincial llena de público y ante la presencia de los padres de la víctima, los imputados, que están acusados de desórdenes públicos y atentado a la autoridad, además del de lesiones para el presunto autor del lanzamiento de la botella, han respondido a las preguntas que les han formulado la fiscalía, la acusación particular y las defensas.

Por desórdenes públicos, el fiscal ha pedido para cada uno quince meses de prisión y por el de atentado, un año más de prisión, mientras que por el de lesiones pide para el único procesado tres años más de cárcel.

La acusación particular han solicitado seis años de prisión por un delito de lesiones para el acusado de lanzar la botella, cinco años para todos por desórdenes públicos y seis más por atentado contra la autoridad, mientras que la defensa pide su libre absolución.

En sus declaraciones en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, todos han reconocido que se encontraban en el lugar en el que se produjeron los incidentes, menos uno, B.D, quien ha sostenido que estaba con unos familiares y amigos en la calle San Nicolás.

Los acusados, que han dicho no conocerse entre ellos, salvo dos, que son amigos y acudieron juntos, han coincidido en señalar que los incidentes tuvieron lugar minutos antes del lanzamiento del chupinazo al arrojarse desde un balcón una "bolsa" un "bulto" o un trozo de tela, que por los colores parecía una ikurriña.

En ningún momento lo agarraron, ni sabían que ese objeto iba a ser lanzado, han coincidido en afirmar, a la vez que han negado que fueran ellos quienes lanzaran botellas.

La mayoría ha declarado que no vio que se lanzara ese tipo de objetos.

Sí los vio U.R., quien ha manifestado que incluso una botella le impactó en la cabeza causándole una brecha, que precisó asistencia sanitaria y también ha dicho que "vio algo" K.S., el acusado de lanzar la botella, lo que ha negado, que lesionó de gravedad a José Carlos Arranz.

Todos, excepto el joven que ha mantenido que no estuvo en la plaza Consistorial, han hecho especial hincapié en la actuación de la Policía Municipal, que, según han apuntado, les agredieron, como a otras personas que estaban allí, con "porras", "barras extensibles" y puñetazos.

Para describir esa actuación han empleado expresiones como "muy violenta", "entraron y empezaron a dar golpes", "una violencia salvaje que causó pánico" o "era un infierno".

Los padres de José Carlos Arranz, que han asistido al primer día de este juicio, han pedido que se haga justicia sobre su hijo, al que el botellazo le ocasionó graves lesiones, por las que estuvo hospitalizado durante 47 días y que le han dejado importantes secuelas -monoparesia en miembro superior, pérdida de materia ósea, disartia y un foco epiléptico-.

La acusación particular está tratando de dilucidar si hay responsabilidad civil por parte del Ayuntamiento de Pamplona en las graves lesiones que sufrió el joven, ya que, según ha manifestado a los periodistas su abogado Jesús Garzón, "si la policía hubiera actuado de manera diferente igual el resultado con José Carlos no hubiera sucedido como está".

Antes de comenzar la vista oral, madres de varios de los acusados se han acercado a los padres de la víctima para trasmitirles su pesar.

También ha tenido lugar una concentración en apoyo de los jóvenes imputados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha