eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Londres vuelve a la rutina con el centro tomado por la Policía

- PUBLICIDAD -
Londres vuelve a la rutina con el centro tomado por la Policía

Londres vuelve a la rutina con el centro tomado por la Policía

La ciudad de Londres y los londinenses volvieron hoy a su rutina aún conmocionados por el atentado cometido ayer frente al Parlamento, que ha regresado a su actividad diaria en medio de una gran presencia policial.

La Policía mantiene el cordón de seguridad alrededor de la sede parlamentaria, si bien ya se han reabierto la estación de metro de Westminster y el histórico puente del mismo nombre, confirmó a Efe un portavoz de Scotland Yard.

Durante la mañana, los forenses terminaron las labores de limpieza del puente, donde ayer podían verse las manchas de sangre de algunas de las víctimas del ataque, que fueron atropelladas por el terrorista, identificado como Khalid Masood, un británico de 52 años con antecedentes penales y posibles conexiones extremistas.

Cuatro personas murieron, incluido el agresor, y al menos 29 resultaron heridas, siete de las cuales siguen en estado crítico, en el atentado, que obligó a cerrar el edificio del Parlamento, dejando encerrados durante más de cinco horas a diputados y visitantes.

La británica de origen español Aysha Frade, de 43 años, y el estadounidense Kurt Cochran perecieron arrollados por Masood, que después estrelló su Hyundai gris alquilado y apuñaló al agente desarmado Keith Palmer, de 48 años, que vigilaba el acceso a las Cámaras del Parlamento.

Los diputados reanudaron hoy las sesiones parlamentarias guardando un minuto de silencio a las 9.33 GMT -coincidiendo con el número de placa de Palmer- e instituciones como Downing Street y la sede de Scotland Yard tienen sus banderas a media asta.

Aunque las calles colindantes al Parlamento y atracciones turísticas como el London Eye (la noria a orillas del Támesis) han reabierto al público, el ambiente en el centro de la capital sigue siendo hoy desangelado y lóbrego, con menos transeúntes de lo habitual.

Helicópteros sobrevuelan la zona y decenas de policías con chalecos de alta visibilidad y otros armados con metralletas -algo poco habitual en esta ciudad- vigilan y orientan a los turistas, que se van acercando tímidamente al distrito de Wesminster.

En Scotland Yard, cuartel general de la policía, y Whitehall, la avenida ministerial que conduce a la residencia oficial en el 10 de Downing Street de la primera ministra, Theresa May, yacían ramos de flores en memoria de las víctimas, junto con fotos del policía asesinado.

En las calles aún medio desiertas, un grupo de estudiantes belgas de ingeniería lamentaba "el ambiente triste" que se respira a los pies del Big Ben, una zona que normalmente es un hervidero de turistas que se hacen "selfis" delante del famoso monumento.

"Nosotros sabemos lo que es el terrorismo, tuvimos un atentado hace un año", declaró a Efe Marie Legrain, de 21 años, que aconsejó a los londinenses "mantenerse unidos y no dejarse intimidar por los terroristas".

Su amigo Matthieu Guennaoui añadió que "hay que ser prudente pero continuar viviendo".

Entre los turistas que se acercaron para ver, aunque fuera de lejos, el Parlamento se encontraban tres chicas españolas que se enteraron del ataque momentos antes de embarcar hacia Londres desde Barcelona.

"No siento miedo, pero sí mucho respeto", dijo Laia Roig, de 24 años, que aseguró que, a pesar de todo, la capital británica le "encanta, menos el frío".

El malasio Malik Ridhwan, de 25 años, explicó que no se siente inseguro en Londres porque "confía mucho" en la Policía y admira "el carácter de los londinenses, que no se dejan intimidar".

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, ha convocado para las 18.00 GMT una vigilia en la plaza de Trafalgar, mientras que en las redes sociales se multiplican los mensajes de solidaridad bajo las etiquetas de "londresfuerte" o "permanecemos unidos".

En los tablones de avisos de las estaciones de metro, el personal ha escrito mensajes alentadores: "En el mundo pasan cosas terribles, pero de esas situaciones siempre salen historias de gente corriente haciendo cosas extraordinarias", señala uno de ellos.

En el Parlamento, la conservadora May dijo a su vez compartir el sentimiento de un mensaje que circula por Twitter y que fue citado por uno de sus correligionarios.

"Se recuerda amablemente a todos los terroristas que esto es Londres y que, sea lo que sea lo que nos hagáis, continuaremos bebiendo té y seguiremos adelante", dice.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha