eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ma Ying-jeou cierra una presidencia de acercamiento a China

- PUBLICIDAD -
Ma Ying-jeou cierra una presidencia de acercamiento a China

Ma Ying-jeou cierra una presidencia de acercamiento a China

El presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, concluye el viernes ocho años en el cargo que han estado protagonizados por el acercamiento a China y culminado con la histórica reunión con el presidente chino de noviembre pasado.

Ma, del Partido Kuomintang (KMT), llegó al poder en 2008 en un período de fuertes tensiones entre Pekín y su antecesor, Chen Shui-bian, del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP).

En los ocho años de sus dos mandatos, Ma pilotó un acercamiento civil y económico a China, con una declaración de tregua unilateral en la pugna por aliados diplomáticos y la aceptación del llamado "Consenso de 1992", por el que Taiwán y China continental reconocen ser parte de "China", pero se reservan el derecho a definirla a su manera.

Desde 2008, Ma ha logrado sellar 22 acuerdos con China, incluyendo uno de libre comercio; establecer los vuelos directos, que ya superan los 900 semanales; iniciar el flujo de turistas chinos a Taiwán, que en 2015 fueron 4,14 millones; e institucionalizar los lazos bilaterales con encuentros a nivel ministerial.

El 7 de noviembre pasado, Ma y el presidente chino, Xi Jinping, hicieron historia con su reunión sorpresa en Singapur, la primera desde el cisma de 1949, y en la que se reiteró la cooperación sobre la base del "Consenso de 1992" y el compromiso con la paz en el estrecho de Formosa que separa a ambos.

China ha respetado la tregua taiwanesa en la pugna por aliados diplomáticos, con la excepción del establecimiento en marzo pasado de relaciones con Gambia, que ya había roto sus lazos con la isla en 2013.

En el plano internacional, Ma mejoró los lazos con Estados Unidos, deteriorados por las políticas de su antecesor hacia China; firmó importantes acuerdos pesqueros con Japón y Filipinas y lanzó dos iniciativas de paz para los mares de China Oriental (5 de agosto de 2012) y de China Meridional (26 de mayo de 2015).

Con su política exterior "factible", que buscaba no enfrentarse innecesariamente a China ni dificultar los lazos de los países amigos con Pekín, Ma logró que el número de naciones que conceden privilegios de visados a los taiwaneses pasase de 54 a 161.

Taiwán ha conseguido participar en la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como observador, desde 2009, y ha firmado acuerdos de libre comercio con Singapur y Nueva Zelanda y de cooperación económica con Japón.

En marzo y abril de 2014, varios movimientos sociales en Taiwán con un fuerte componente estudiantil lanzaron el llamado Movimiento del Girasol, en contra de lo que consideraban "excesivo" acercamiento a China y "opacidad" del gobierno.

Varios centenares de estudiantes ocuparon el Parlamento taiwanés desde el 18 de marzo hasta el 10 de abril de ese año, tras lograr la promesa del presidente del Parlamento, Wang Jin-pyng, de que no se refrendaría un acuerdo de servicios con China sin antes pasar una ley de supervisión legislativa y popular de los acuerdos con Pekín.

Las tensiones entre Ma y Wang, las protestas del Movimiento del Girasol, la desaceleración económica y el deterioro del nivel de vida del ciudadano medio causaron una caída en el apoyo popular a Ma y al Partido Kuomintang, que llevó a una estrepitosa derrota del KMT en las elecciones locales de noviembre de 2015.

En los comicios del 16 de enero del 2016, la candidata presidencial del independentista Partido Demócrata Progresista, Tsai Ing-wen, ganó con el 56,2 por ciento de los votos, y su partido obtuvo 68 de los 113 escaños del Parlamento, por lo que el KMT de Ma perdió la mayoría absoluta que había mantenido desde 1949.

Tras este fuerte varapalo, Ma se va entre opiniones contrapuestas: "Ha logrado lo que se podía conseguir: evitar el aislamiento internacional con la mejora de los lazos con China y beneficios económicos, ante el surgimiento del poderío chino", dijo a Efe el profesor Ma Li-an, de la Facultad de Estudios Internacionales de la Universidad Tamkang.

En cambio, para el presidente del opositor Partido Nuevo Poder, Chang Kuo-chang, "el acercamiento a China ha socavado el poderío económico de Taiwán y sólo ha servido para dar a Pekín mayor palanca para deteriorar la democracia en la isla: no ha traído los beneficios económicos proclamados".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha