eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PE pide sanciones más duras para frenar los delitos contra especies salvajes

- PUBLICIDAD -

El Parlamento Europeo (PE) apoyó hoy el endurecimiento en toda la Unión Europea (UE) de las sanciones por delitos contra los animales salvajes, de manera que se contemple incluso la pena de prisión en ciertos casos.

El PE dio luz verde con 647 votos a favor, 14 en contra y ninguna abstención a la propuesta, que ha sido bien recibida por las asociaciones de defensa del medio ambiente.

Su objetivo es acabar con la caza deportiva y furtiva de elefantes, rinocerontes y otras especies salvajes y, sobre todo, con las redes que se dedican a comerciar ilegalmente con sus pieles o ciertas partes de su cuerpo.

"Si no tomamos medidas radicales rápidamente para acabar con estas prácticas ilegales, pronto no quedará ninguno de esos icónicos animales en estado salvaje", afirmó el eurodiputado liberal Gerben-Jan Gerbrandy, ponente de la resolución.

El diputado indicó en un comunicado que ese tipo de comportamientos se debería tratar igual que la delincuencia organizada o el tráfico de drogas.

En la resolución, la Eurocámara pide a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) que destruyan sus reservas de marfil ilegal, y que introduzcan una moratoria en las importaciones, exportaciones y venta doméstica de colmillos y marfil, hasta que las poblaciones de elefantes en estado salvaje dejen de estar amenazadas por la caza furtiva.

Además les invita a armonizar las penas contra el comercio, la caza, la captura o la posesión de especies protegidas y les insta a imponer sanciones "proporcionales a la gravedad de los crímenes", incluyendo hasta cuatro años de prisión por crimen organizado contra la fauna salvaje.

Para asegurar el cumplimiento de estas normas, los eurodiputados abogan por que se dé formación especializada a la policía encargada de los casos y se designen fiscales para este tipo de delitos.

Por otra parte, dado que el comercio de estos productos está globalmente extendido, el PE solicita a la Comisión Europea (CE) que trate el tema con sus socios internacionales y que lo convierta en una prioridad a la hora de diseñar sus programas de ayuda a otros países.

En este sentido, el comisario de Medio Ambiente, Januz Potocnik, explicó el lunes en el hemiciclo que la CE ya incluye este asunto en sus negociaciones políticas y comerciales con países clave como China, Vietnam y Tailandia, donde este tipo de comercio genera una gran demanda.

Además prometió introducirlo en las negociaciones con otros socios como Estados Unidos y la Unión Africana.

La organización ecologista WWF expresó su total apoyo a la resolución en un comunicado.

Además, pidió a la CE y la UE que cumplan íntegramente la legislación vigente, que mejoren los controles fronterizos, que aumenten las penas para los traficantes y que refuercen la cooperación para acabar con estas prácticas.

También el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW por sus siglas en inglés) valoró la resolución y destacó que, de ponerse en práctica, "situaría a la UE a la cabeza del combate contra una de las tragedias biológicas más perversas".

IFAW recordó que el crimen contra las especies salvajes es el cuarto delito más extendido del mundo y mueve cada año 19.000 millones de dólares (casi 14.000 millones de euros) en el mundo.

La UE es zona de paso para el tráfico de especies en peligro, una actividad que genera unos beneficios de entre 18.000 millones y 26.000 millones de euros al año, según Europol.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha