eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE dice que es hora de una reforma constitucional consensuada y bien medida

- PUBLICIDAD -

El PSOE se ha reafirmado hoy en que es necesario emprender una reforma constitucional "consensuada" y "bien medida para un nuevo largo periodo de convivencia", en su manifiesto con motivo del Día de la Constitución, en el que se muestra dispuesto a "levantar la bandera de las reformas y los consensos".

Para los socialistas, "el tiempo para la reforma constitucional ha llegado" y ésta debe acometerse si se quiere garantizar el "progreso", la "paz social", la "estabilidad política" y la "solidaridad territorial" para las generaciones vivas de españoles y las futuras.

A su juicio, la reforma de la Constitución debe servir para "mejorar la estructura y el funcionamiento del modelo territorial en un sentido federal", fortaleciendo simultáneamente la unidad del Estado, el autogobierno de las comunidades y el respeto e integración democrática de la diversidad de la España plural, y para adecuar y reforzar su articulación con la Unión Europea.

También, para proteger y garantizar suficientemente el Estado del bienestar, en especial los derechos básicos de las personas; fortalecer y ampliar los derechos fundamentales conforme a la evolución de los nuevos tiempos y revitalizar nuestro Estado de Derecho y modernizar y mejorar la calidad democrática y de las instituciones.

Tras reiterar su compromiso con el sistema constitucional y su apuesta por una reforma "sin miedo, con ilusión y con esperanza", el PSOE se muestra dispuesto al "diálogo" y a "tender puentes, en lugar de levantar muros".

En su manifiesto, recalca que la Constitución de 1978 es "sin duda la mejor Constitución de nuestra historia" y que "ni se ve ni se verá deslegitimada por abordar su reforma", sino que, al contrario, ese será el "único modo de dotarla de un nuevo vigor".

"La mejor forma de defender la Constitución será actualizarla y adaptarla a la realidad mediante su reforma", sostienen los socialistas, convencidos de que la reforma "evitará el siempre peligroso riesgo de que norma y realidad no vayan acompasadas" y fortalecerá el pacto de todos los españoles con la norma fundamental que regula su convivencia.

Señalan incluso que "se forjará un nuevo pacto ciudadano que habrá de desembocar en la actualización, mejora, revitalización y relegitimación de nuestra democracia y de nuestro modelo de Estado, dando respuestas a los nuevos retos y a las nuevas realidades".

El manifiesto del PSOE hace hincapié en que la España de 2016 "no es ya la de 1978" y en que la mitad de la población que no participó en su aprobación de la Constitución "reclama ahora su espacio".

Según los socialistas, la España actual está constituida por millones de ciudadanos "más plurales, más heterogéneos, más formados, más participativos y más exigentes" a la hora de reclamar el funcionamiento eficaz de sus instituciones y el respeto a sus derechos y libertades.

Apuntan que también es una España que sufre su "mayor crisis institucional" desde la instauración de la democracia, "alimentada por la respuesta de las políticas conservadoras a la crisis económica".

Una crisis también causada -dicen- por las "tensiones territoriales" en las que se han "enseñoreado el inmovilismo estéril y la incapacidad para el diálogo de algunos responsables institucionales" y los "embates soberanistas al margen de la Constitución y la ley".

Ambas posiciones -añaden- han terminado por "poner en cuestión la unidad de España, cerrando los ojos, en ambos casos, a la realidad y a las posibilidades de una reforma bien pactada con la necesaria profundidad democrática".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha